Economía

El PIB cae 2% en primer trimestre por la fuerte retracción del agro

 

El producto interno bruto (PIB) en el primer trimestre del año, registró una variación interanual del -2%, según el Reporte de Cuentas Nacionales Trimestrales, presentado ayer por el Banco Central del Paraguay (BCP). Este indicador confirma la coyuntura de menor ritmo económico.

En dicho informe se destaca una marcada reducción de la agricultura. Además, se registraron variaciones negativas en otros sectores muy influyentes, como la electricidad y agua, la construcción y la industria (ver infografía).

De hecho, los sectores de servicios e impuestos a los productos, son los únicos que presentaron variaciones positivas, pero muy ínfimas en comparación con el resto de la tabla.

Pero la mayor incidencia en la caída tuvo la agricultura, dijeron los expertos. El resultado desfavorable de este sector, observado en el trimestre -con una variación negativa del -11,9%- responde fundamentalmente a los menores niveles de producción de la soja, debido a las condiciones climáticas adversas, explicó el economista jefe del BCP, Miguel Mora. No obstante, los resultados negativos de la soja han sido parcialmente atenuados por las variaciones positivas registradas en la producción de arroz, maíz y mandioca, agregó.

Otros sectores. Con respecto al resto de los sectores que registraron caídas, mencionó que la menor generación de energía eléctrica por parte de las binacionales sigue siendo explicada por el menor caudal hídrico del Río Paraná.

Explicó que en el caso de la ganadería, se debe a que hubo un menor nivel de faenamiento bovino, lo cual también está vinculado a las circunstancias climáticas adversas que se registraron desde principio de año. Pero los registros de la ganadería fueron atenuados por los buenos niveles de producción de otros productos pecuarios, como aves, cerdos, huevos y leche cruda, añadió.

También se han observado bajas en la minería y el sector forestal, los cuales están vinculados en gran medida con los desenvolvimientos desfavorables de la construcción y de la industria de la madera. Estos dos últimos sectores mencionados disminuyeron su actividad, debido al factor climático que paró o ralentizó obras públicas y privadas, reiteró Mora. El economista fue consultado sobre la eventual influencia que podría ejercer el plan de reactivación económica lanzado por el Gobierno recientemente. Dijo que el anuncio es muy positivo y que podría dinamizar sectores claves.

Embed

Dejá tu comentario