27 feb. 2024

El FMI prevé 4% de crecimiento para Paraguay en el 2020

El organismo internacional sostiene que la expansión económica proyectada dependerá principalmente del comportamiento del clima y de su incidencia en la agricultura.

Presentación. El evento Paraguay: Dinámica y Expectativas se presentó en  Encarnación.

Presentación. El evento Paraguay: Dinámica y Expectativas se presentó en Encarnación.

Los indicadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) señalan que las perspectivas para Paraguay son buenas y que se espera una recuperación en el año 2020, donde la predicción de crecimiento económico está en torno al 4%. Sin embargo, el organismo aclara que la proyección de crecimiento está basada principalmente en la recuperación de la agricultura.

Estos y otros datos sobre la economía mundial y regional fueron expuestos en una exclusiva presentación denominada Paraguay: Dinámica y Expectativas, realizada por Bas Bakker, jefe de misión del FMI, en el marco de su visita al Paraguay. La conferencia se realizó en el Awa Resort Hotel de Encarnación, ante un marco importante de público, autoridades y empresarios.

En su exposición, Bakker expuso sobre la drástica reducción en la expectativa de crecimiento de Paraguay para el 2019 y las perspectivas de repunte que avizoran para el 2020, presentando, además, datos respecto a la economía mundial y regional.

En ese sentido, el emisario del FMI mencionó que el crecimiento global previsto para este año es solo 3%, que vendría a ser el más bajo desde la crisis de 2009. En tanto, para Latinoamérica se espera una expansión económica del 2%.

“Desde 2011 hubo un declive bastante importante en el crecimiento; Brasil, por ejemplo, crecerá menos del 1% este año y tuvo una crisis muy profunda en el 2015 y 2016. Argentina también tuvo problemas en su crecimiento, enfrentó una fuerte devaluación de su moneda en el 2018, que se agudizó después de las elecciones primarias presidenciales”, explicó.

Paraguay. Por el lado de Paraguay, Bakker expuso que la reducción de crecimiento en Paraguay se deberá principalmente al clima adverso, donde al principio, se registró una sequía, y posteriormente inundaciones. Eso ocasionó una producción mucho más lenta en la agricultura, indicó.

“El clima no solo afectó a la agricultura, sino a la manufactura, la producción de electricidad, etc. Uno de los problemas fue el clima adverso, el otro fue la mala situación económica de los vecinos (Argentina y Brasil)”, indicó.

El jefe de misión del FMI recomendó apostar por la diversificación de la economía, sugiriendo a Paraguay realizar reformas que mejoren la infraestructura, la gobernanza, transparencia, calidad de mano de obra y mejores niveles de educación.

“Paraguay se ha convertido en un país mucho más rico, pero claramente más pobre que los países realmente ricos. Entonces, cómo puede continuar el crecimiento rápido en Paraguay; el primer factor es la agricultura, la agricultura tuvo un papel importante en el crecimiento de los últimos años, donde ayudaron los precios. Ahora, mirando el futuro, a lo mejor el precio de los commodities no esté tan fuerte”, afirmó.

A modo de conclusión, Bakker sostuvo que a Paraguay le fue relativamente bien en los últimos 15 años, al comparar con los periodos anteriores a esos 15 años y también con el comportamiento con el resto de la región.

“Para continuar este crecimiento rápido en los siguientes 15 años, las políticas macrosólidas tienen que continuar, pero eso es solamente una parte, también necesitamos otras reformas como: mejora en la infraestructura, mejorar el capital humano y la gobernanza. Algunas de estas reformas son relativamente fáciles de realizar y no cuesta mucho dinero, pero otras reformas van a costar dinero y eso quizás signifique que el gasto del Gobierno va a tener que aumentar, y para eso, se deberá hacer algo para incrementar los ingresos”, aseveró.

PRODUCTIVIDAD. El presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), José Cantero, a su vez, sostuvo que Paraguay necesita mantener su trayectoria ante los desafíos. Asimismo, habló respecto a la necesidad de la economía local de ser empujada con mayor productividad del sector cárnico, sojero y aceitero, que lo haga más resistente a estos choques.

“Los riesgos que tenemos están ahí, tenemos que estar atentos y encarar a la vez una orientación de políticas públicas orientadas a la eficiencia, la transparencia y también a la productividad. Paraguay es uno de los países con menor nivel de productividad en los distintos sectores económicos y por eso se recalcó aquí la importancia del avanzar en la agenda de la institucionalidad, la reforma educativa, de la infraestructura, que todo eso hace a la productividad y el sector empresarial”, mencionó.

Por último, instó a seguir en esa diversificación hacia la manufactura de origen industrial.


“Debemos cuidar la estabilidad macroeconómica”
“El evento realmente fue excelente por la calidad de presentación, por la calidad de los panelistas y yo creo que es bastante inusual tener al presidente del Banco Central del Paraguay y al jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional hablando sobre sus perspectivas, incluso compartiendo con la ciudad de Encarnación”, dijo Raúl Vera Bogado, presidente del Banco Regional
En ese sentido, destacó las proyecciones y las recomendaciones del FMI. “Creo que fue extraordinario y también la respuesta del público fue bastante motivadora”, dijo.
El también ex presidente del BCP agregó que este es el momento de la disciplina fiscal y monetaria ante el entorno regional e internacional que puede generar muchas vulnerabilidades para Paraguay.
“Creo que en este momento es donde tenemos que cuidar lo que alcanzamos y que hoy nos hace reconocido a nivel internacional, la estabilidad macroeconómica, tenemos que ser muy cautos en el gasto y en la calidad del gasto donde tenemos que involucrarnos todos”, insistió.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.