24 feb. 2024

El día D del Censo 2022 la vida se paralizará en la ciudad hasta las 18:00

La recolección de datos se hará el 9 de noviembre. Los ciudadanos deben quedarse en sus casas hasta ser censados. Solo funcionarán servicios esenciales. El INE alista su logística para la fecha.

Práctica. En algunos sectores como la Chacarita ya se realizaron censos previos de ensayo.jpg

Práctica. En algunos sectores como la Chacarita ya se realizaron censos previos de ensayo.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) ya puso en marcha la gran logística que exigirá el día D del Censo Nacional de Población y Vivienda 2022, que se realizará en todo el país el 9 de noviembre próximo, que movilizará a alrededor de 210.000 voluntarios, más de 177.000 serán censistas y el resto serán supervisores de áreas.

El censo propiamente dicho se extenderá durante todo el día 9 en las áreas urbanas, mientras que en las rurales el acopio de datos de los censistas se extenderá durante dos semanas, debido a las características propias de las comunidades del interior del país, en que los mismos deberán desplazarse largas distancias para poder llegar casa por casa. En el área urbana, cada censista tendrá a su cargo recabar datos de 10 viviendas, mientras que en el área rural subirá ostensiblemente esa cantidad y corresponderá a cada censista censar 40 hogares.

Iván Ojeda, director del INE, indicó que pretenden que los censistas se encarguen de recabar datos en los vecindarios o barrios en donde residan, de forma que no tengan que desplazarse largas distancias, principalmente, en las áreas urbanas, y más que nada para preservar la seguridad de los censados. Los encargados del censo tendrán un carnet identificatorio, así como el bolso entregado por el INE con todos los elementos necesarios para realizar la toma de datos.

5312375-Libre-1831613000_embed

Ojeda expresó que se preguntará a los censados datos personales, que incluirán identificación, nivel de estudios, si cuenta o no con trabajo o en qué profesión se desempeña. Sobre los hogares, datos como si tienen ventiladores, acondicionadores de aire, teléfono celular o de línea baja, con el fin de medir el grado de bienestar con que viven los paraguayos. Puntualizó que los censistas no harán preguntas personales sobre el nivel de ingresos, monto de salarios o números de tarjeta de crédito ni deberán pedir datos similares.

5312376-Libre-1729657033_embed

TODO PARALIZADO. Otro punto importante que la ciudadanía deberá tener en cuenta durante el día del Censo Nacional es que no podrá moverse de su casa entre las 05:00 a las 18:00, del día 9 de noviembre. Al respecto, el director del INE informó que no habrá transporte público de pasajeros, ni funcionará ningún tipo de servicio que no sean los esenciales, como el sanitario, en que los hospitales deberán permanecer abiertos, o el de seguridad, pues los miembros de la Policía Nacional activarán ese día con normalidad.

“Todo servicio que no sea considerado esencial no funcionará, excepto aquellos que trabajarán para el censo, porque pretendemos que los ciudadanos se queden en sus casas para recibir a los censistas. En caso de que visiten una casa y no estén sus ocupantes, los censistas volverán durante ese mismo día, varias veces, para localizar a los ocupantes y censarlos”, explicó Ojeda. Al mismo tiempo, estará prohibida la venta de bebidas alcohólicas dentro del horario mencionado, así como la realización de espectáculos públicos o cualquier tipo de movilización masiva. Después de las 18:00, de ese día, la vida recobrará su rutina habitual.

5312377-Libre-187940789_embed

Logística. Toda la logística prevista para el Día D se empezará a movilizar unas semanas antes del 9 de noviembre. El primer paso será el de llegar a las cabeceras departamentales y distritales con los kits del censista, que será un bolso con el logo del Censo Nacional, que contendrá los cuestionarios, útiles, el manual del censista, el del supervisor y planillas de resumen. Además, cada censista recibirá una credencial identificadora con su foto.

Ojeda refirió que ya cuentan con 283 jefes distritales designados, que se encargarán de la coordinación del operativo en los distritos, de forma que los “vecinos censen a sus vecinos”.

El operativo contará con 210.000 voluntarios que trabajarán ese día en el acopio de datos casa por casa, de los cuales 177.000 serán censistas y el resto serán supervisores.

“En el caso del censo urbano, cada censista trabajará de 07:00 a 18:00, con la meta de censar 10 hogares. Estimamos que para las 14:00 pueda terminar el trabajo”, aseguró.

Dijo que se tiene previsto entregar kits de alimentos y agua a cada censista. Luego del trabajo realizado, se transferirá el viático de G. 100.000 a los censistas de las zonas urbanas y G. 200.000 a cada supervisor. En tanto que los censistas de los sectores rurales recibirán G. 500.000 de viático y los supervisores percibirán G. 1.000.000.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.