Economía

El desempleo registra nueva caída, pero afecta a 238.352 personas

Cantidad de personas desempleadas entre los meses de julio y septiembre fue de 238.352, según datos oficiales. Cifra representa un descenso desde los 317.030 desocupados de inicios del año.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó en la víspera los datos del boletín de empleo correspondiente al tercer trimestre del corriente año, en el cual se notó un nuevo descenso en la cantidad de personas consideradas desocupadas (o en situación de desempleo abierto).

Durante el periodo comprendido entre los meses de julio y septiembre del 2022, las personas clasificadas como desocupadas fueron alrededor de 238.352, de las cuales cerca de 116.516 fueron hombres (49%) y 121.836 mujeres (51%). De esta forma, se tuvo una baja desde los 317.030 desocupados que se tenían en el primer trimestre, conforme a los números oficiales. A su vez, la cifra representa una caída con relación al mismo periodo (tercer trimestre) del año pasado (242.906).

Técnicamente, una persona es denominada desocupada cuando no trabaja ni una hora en una actividad económica en los últimos siete días anteriores al día de la entrevista, está disponible para trabajar y busca activamente trabajo.

Ocupación. Con respecto a la cantidad de ocupados, el registro fue de 3.517.762 personas, lo que se traduce en un 66,3% de la población de 15 y más años de edad. Respecto al mismo periodo del año 2021, la tasa de ocupación experimentó una leve diferencia negativa (de 66,7% a 66,3%), mientras que en los términos absolutos, se dio un aumento de 42.646 personas ocupadas, en su mayoría mujeres.

Asimismo, al analizar los últimos datos con los del segundo trimestre del 2022, la tasa de ocupación registró una diferencia positiva en alrededor de 0,8 puntos porcentuales, que significó alrededor de 59.596 personas más. Cabe recordar que la población ocupada está compuesta por las personas que trabajaron en una actividad económica, con o sin remuneración por lo menos una hora en una semana o que, aunque no hubieran trabajado, tenían un empleo del cual estuvieron ausentes por motivos circunstanciales (enfermedad, licencia, vacaciones u otros).

Ambos segmentos (en referencia a ocupados y desocupados) se incluyen, adicionalmente, en la fuerza de trabajo, que comprende a aquellos que suministran mano de obra para la producción de bienes y servicios económicos o que están disponibles y hacen gestiones para incorporarse a dicha producción. En este segmento se contabilizan a más de 3.756.000 personas, un 70,8% de la población de 15 y más años de edad.

Subocupados. La subocupación por insuficiencia de tiempo de trabajo afectó al 5% de la fuerza de trabajo (188.175 ocupados). Respecto al mismo periodo del año 2021, la subocupación no registró diferencia significativa (5,2% vs. 5,0%), de acuerdo con las estadísticas. De los 188.175 subocupados que se tienen en el país, el 60% son mujeres y el 40% son varones.

Independientes

Un dato relevante que se nota en el informe del INE es que el aumento de la ocupación en nuestro país guarda estrecha relación con el incremento del trabajador por cuenta propia, en aproximadamente 37.119 personas. Respecto al 2º trimestre del 2022, el aumento en alrededor de 59.596 ocupados es efecto del incremento de los trabajadores independientes, grupo que registró diferencia positiva de 68.536 personas. Por otra parte, los asalariados se redujeron.

ocupacion en paraguay.png

desocupacion en paraguay desempleo.png

Dejá tu comentario