Editorial

El atraso de vacunas Sputnik pone en riesgo plan de Salud

Hasta ayer no había una fecha precisa sobre el arribo de las vacunas Sputnik V para unas 300 mil personas que deben recibir sus segundas dosis. El panorama se complicó, sin embargo, con el anuncio de la llegada de una partida, aunque los biológicos no podrán ser liberados para la distribución a los vacunatorios hasta que el Fondo Ruso de Inversión remita un documento de buenas prácticas, lo que supone un nuevo obstáculo. Quienes ya cumplieron el periodo fijado para completar el proceso de inoculación seguirán sin tener la seguridad de que podrán recibir el complemento necesario. Haberles administrado las primeras dosis sin tener asegurado que habrá una segunda implica una gravísima deficiencia de gestión gubernamental. El Gobierno debe hacer todo lo posible y más, no poner en mayor riesgo el plan de Salud y superar la crisis de la pandemia.

Son muchos los paraguayos que ya debían haberse aplicado la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik V para completar el plan de vacunación contra la pandemia del Covid-19, pero lamentablemente los biológicos de esta plataforma no están disponibles desde hace un tiempo en nuestro país y los vacunados han quedado “colgados”, a la espera de la llegada de más partidas.

Ya van cuatro semanas consecutivas que el Ministerio de Salud Pública (MSP) sigue congelando la fecha tope para la aplicación de la segunda dosis de la vacuna rusa. En efecto, para estos días de segundas dosis –jueves 23 y viernes 24 de setiembre– no ha figurado la Sputnik V entre las plataformas a inocular.

Aunque el doctor Héctor Castro, director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), anunció que ya tienen la información sobre el envío de un lote importante de las segundas dosis de las vacunas Sputnik V, las cuales aseguró que serían de alrededor de 200.000 a 300.000 dosis, hasta ayer no podían asegurar la fecha precisa en que se produciría esta llegada.

La situación genera preocupación, ya que al menos cinco mil personas ya llevan cerca de diez días de atraso en el plazo en que deberían haber recibido la segunda dosis de Sputnik V, y con el paso de los días se irán sumando más, debido a que son alrededor de 300 mil personas las que esperan completar el proceso con la vacuna rusa.

Por ahora son aproximadamente 5.000 los vacunados con el biológico ruso que esperan continuar el proceso, pero a partir de octubre la cifra trepará a 200.000, si es que no llegan las dosis prometidas.

A ello se suman las últimas noticias acerca de que la Sputnik V, al igual que otras vacunas de procedencia rusa, sigue sin ser aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Europea (UE), lo cual constituye una traba para que ciudadanos paraguayos puedan viajar a países de Europa.

La OMS ha suspendido su proceso de aprobación para Sputnik V hasta que se visite nuevamente una fábrica que no pasó una inspección de buenas prácticas, según un reporte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), difundido el último 15 de setiembre.

Por ello, muchos ciudadanos rusos incluso están recurriendo a viajar a otros países, principalmente a Serbia y Alemania, para vacunarse con dosis de otras plataformas, según informes de agencias noticiosas.

Haberles administrado las primeras dosis de plataforma sin tener asegurado que habrá una segunda dosis en tiempo y forma implica evidentemente otra visible y gravísima deficiencia de la gestión gubernamental ante la crisis de la pandemia.

Es de esperar que la promesa de la pronta llegada de una carga importante de la vacuna rusa se efectivice a tiempo y no ponga en mayor riesgo el plan de Salud, que hasta ahora está permitiendo ir superando positivamente la grave y larga crisis de la pandemia, haciendo posible un paulatino regreso a la actividad normal del país, aunque el virus sigue rondando y urge mantener los cuidados sanitarios recomendados por las autoridades de Salud.

Dejá tu comentario