Economía

Ejecutivos avizoran el final de la “tormenta perfecta”

 

“Este año fue malo, pero nos fue bien antes y creemos que nos va a ir bien todavía después”. Con esta frase, el presidente del Club de Ejecutivos, Yan Speranza, adelantó el ánimo que se siente al interior del sector empresarial respecto a la expectativa de superación de la “tormenta perfecta” en que se sumió la economía paraguaya en el presente año.

Según los resultados de la encuesta de clima de negocios que el Club de Ejecutivos publicará la próxima semana, sostuvo que las perspectivas demuestran una confianza en que el mal desempeño económico del 2019 es pasajero.

“Vemos como una suerte de expectativas muy positivas de lo que pasó en los últimos años y de lo que va a pasar hacia adelante”, agregó el dirigente gremial, en la apertura del panel Pulso económico, social y político, realizado en la tarde de ayer.

El economista Manuel Ferreira destacó en la oportunidad que la generación de expectativas fue el principal problema en el corriente año, ya que ello frenó el consumo y la inversión, motivo por el cual mencionó a este punto como el principal frente que se debe trabajar desde el Gobierno. “Estamos viendo un año que está empezando a mejorar. En Paraguay tuvimos una burbuja en el 2016, el 2017 y parte del 2018, proveniente de una demanda externa que entró a comprar sobre todo a nivel comercial en Asunción, proveniente de Argentina y Brasil, por efectos del tipo de cambio. Esa burbuja terminó de reventar a mediados del 2019 y ahora estamos siguiendo un ritmo de crecimiento que era el normal”, explicó el también ex ministro de Hacienda.

Recordó que, a esta situación, se sumaron los efectos de la sequía en la producción agrícola, especialmente en la campaña sojera 2018/2019, con una merma de alrededor de 20%. En consecuencia, pronosticó un estancamiento del producto interno bruto (PIB) para el cierre del corriente año, es decir, un crecimiento de 0%. Para el 2020, sin embargo, estimó una recuperación de 4,2%, pero con una Argentina que se constituirá en el factor de inestabilidad, tanto para Paraguay como para toda la región.

El analista Alfredo Boccia advirtió que Mario Abdo Benítez sigue sin dar un rumbo claro a su Gobierno y mencionó a la percepción de impunidad como el detonante que puede generar estallidos sociales en Paraguay, parecidos a los que ocurren en otros países de la región.

Dólares en abundancia. Manuel Ferreira consideró, por otro lado, que el exceso de dólares en efectivo que aqueja actualmente al sistema financiero paraguayo probablemente proviene de argentinos que traen sus recursos a depositar en el mercado local.

Este fenómeno coincide con las mayores restricciones cambiarias que impuso el Gobierno argentino luego de la victoria de la dupla Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner en las pasadas elecciones presidenciales.

“Están trayendo dólares para escapar de un posible corralito”, dijo.

Dejá tu comentario