Política

Ejecutivo autorizó arrancar segunda fase de la cuarentena inteligente

Desde el lunes 25 se suma la reapertura de otros comercios bajo medidas de seguridad. Mario Abdo pidió cumplir protocolos para evitar la propagación del virus y que endurezca de nuevo cuarentena.

El presidente Mario Abdo Benítez confirmó que dio luz verde al ministro de Salud, Julio Mazzoleni, para arrancar este lunes 25 la segunda fase de la cuarentena inteligente.

El anuncio lo realizó durante una jornada de gobierno que tuvo lugar en el Departamento de Guairá, donde inauguró obras, entregó aportes y realizó un recorrido por el cerro del Ybytyruzú.

El presidente consideró la importancia de los albergues donde se confirmaron el 99% de los casos positivos de coronavirus en compatriotas que están bajo cuarentena controlada. “El lunes va a empezar la fase número dos. Le di el okey para dar paso, bautismo, casamiento y no recuerdo qué otras actividades”, adelantó durante el recorrido que realizó en este departamento.

El Ejecutivo evaluó positivamente el resultado de la primera fase de la cuarentena inteligente y se prepara para la reapertura de otras actividades.

En su argumento, el mandatario destacó que los hospitales están vacíos y los casos confirmados están contenidos en los albergues.

“En los hospitales no hay una cama de terapia intensiva con un enfermo de Covid-19. El Hospital de Trauma está vacío. Hoy el gran esfuerzo es la contención”, aseveró el jefe de Estado.

Sostuvo que estamos por alcanzar 70 días entre la cuarentena rigurosa e inteligente. “Esto implicó un gran sacrificio para todos los estamentos de nuestra sociedad”, valoró. Recalcó que el Gobierno brindó asistencia con programas sociales que alcanzaron a 2.500.000 paraguayos en 50 días.

“El lunes vamos a iniciar la fase dos de la cuarentena inteligente y quiero enviar un mensaje a todos mis compatriotas para que no nos relajemos y que mantengamos nosotros esta política sanitaria, que avancemos en la construcción de nuevas capacidades”, aseveró. Mencionó que el Ministerio de Obras Públicas no paró un solo día durante la pandemia y que no se produjo un solo contagio entre los trabajadores.

Igualmente mencionó que no paró la cadena productiva y generó una relativa contención en la dinámica económica del país.

Acotó que los representantes de la Iglesia Católica se reunieron con el ministro de Salud para avanzar en las actividades como bautismos y casamientos desde la semana que viene.

En la segunda fase de la cuarentena inteligente se permitirán otras actividades deportivas como tenis, remo, pesca y natación. Además se permitirá la apertura de espacios comunes como academias de danza y saunas, también mudanzas con autorización policial y sesiones de fotografías con todas las medidas de seguridad sanitaria.

FRONTERAS CERRADAS. El presidente remarcó que seguirán cerradas las fronteras, principalmente, por la situación epidemiológica que vive el Brasil, donde el número de contagios está por alcanzar las 200.000 personas. “Esto nos obliga a nosotros a seguir teniendo estas medidas restrictivas”, significó.

Admitió que está recibiendo presión de muchos sectores económicos que piden la reapertura para sostener la economía fronteriza, principalmente en las zonas de Ciudad del Este (Alto Paraná) y Pedro Juan Caballero (Amambay).

Mario Abdo remarcó que no se puede arriesgar todo el esfuerzo que hizo el Gobierno con el apoyo de la ciudadanía con la cuarentena.

“Lastimosamente, mientras que no esté controlada la propagación del virus no vamos a poder abrir las fronteras”, sentenció en respuesta a un grupo de manifestantes que se movilizaron en la zona Este del país urgiendo la reapertura de las actividades comerciales.

Reiteró que si el Gobierno no tomaba la decisión de establecer las medidas restrictivas con las cuarentenas obligatorias en los albergues, la situación iba a ser completamente diferente. “Hubiese sido un caos”, apuntó al tiempo de remarcar que es necesario para precautelar el interés general. Acotó que seguramente seguirán ese tipo de reacciones como las medidas asumidas por compatriotas que quemaron colchones en Caaguazú, y hubo otro caso de un joven que se escapó del sitio donde debía permanecer.

Pidió respetar las medidas sanitarias, porque si hay aumentos tendrán que endurecer nuevamente las medidas que generarán más impacto.

Reclaman señal más fuerte de Mazzoleni contra corrupción

La sesión del Senado nuevamente se convirtió en un escenario de furibundas críticas por parte de la oposición al Ejecutivo con relación al manejo de la pandemia.

Los cuestionamientos se centraron en el presidente Mario Abdo y el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, en torno a los negociados con los insumos, la falta de un plan para la cuarentena y la situación que atraviesan las pequeñas y medianas empresas.

Al titular de Salud se le reclamó una mano más firme contra las irregularidades durante la pandemia.

También hubo un fuerte reclamo a la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, por la falta de actuación en torno a las innumerables denuncias.

El único que intentó una tibia defensa al Ejecutivo fue el abdista Silvio Ovelar, que terminó siendo vapuleado.

Desirée Masi reclamó indicadores a Mazzoleni, y equipamientos para los médicos.

Jorge Querey espera que se dinamicen los créditos para las pequeñas y medianas empresas, y trató de hipócritas a Marito y su entorno.

Esperanza Martínez sostuvo que el Covid-19 es un gran negocio para los sectores que siempre han lucrado históricamente, y de manera descarada con la impunidad del Ministerio Público.

Hasta Zulma Gómez se indignó, diciendo que no se podía llamar héroes a los médicos siendo que no tienen ni siquiera protección. “Dentro de unos días van a querer renunciar. Una cosa es la vocación y otra cosa es ser suicida”, sentenció. Dijo estar molesta con la gente que hace negocios con la pandemia. “No es solamente negocio, sino crimen de lesa humanidad”, opinó.

Sixto Pereira alegó que se le dio un cheque en blanco al Ejecutivo, y que las bicamerales de Control y de Reforma del Estado son un circo.

Masi insistió en que Mazzoleni tiene que denunciar irregularidades ante la Fiscalía, y exigir a Sandra Quiñónez que actúe ante los hechos.

Eusebio Ramón Ayala señaló que las decisiones que se toman afectan a una mayoría y benefician a una minoría.

Beto Ovelar pidió no alarmar y que no se critique por criticar. “¿Cuántas veces hay que cantar felicidades?”, le retrucó Desirée.



Dejá tu comentario