Sucesos

Descartan hackeo en sistema Pytyvõ y buscan a más implicados en fraude

 

Ayer se realizó una conferencia de prensa en la sede del Departamento de Delitos Económicos de la Policía Nacional para explicar detalles del operativo en el que se frustró el cobro de 350 millones de guaraníes del programa Pytyvõ

El comisario Diosnel Alarcón explicó que no se trató de un hackeo, sino que se está investigando la filtración de datos para el cobro indebido.

El jefe policial afirmó que existen dos formas de cobrar el subsidio creado para las personas afectadas económicamente por la pandemia.

Una de ellas es a través de billetera electrónica, que se realiza con las compañías telefónicas, y la otra modalidad es cobrar el dinero en una entidad bancaria.

Los uniformados, que trabajan en una comisión de detección de fraudes, detectaron que desconocidos estaban realizando operaciones a altas horas de la noche y depositaban dinero a una cuenta. Para esta operación tuvieron que conseguir un código de validación y los intervinientes están detrás de las instituciones involucradas.

“El usuario tendría que validar la operación con el código que me habilitaba mi cédula, estamos viendo cómo se vulneró”, explicó el uniformado.

De momento, están detenidos Grégor Brítez, paraguayo, y Carlos Gustavo Chumpitaz, de nacionalidad peruana.

INVESTIGACIÓN. El lunes pasado se realizó un allanamiento en la vivienda de Brítez, que es propietario de una consultora privada, y de allí se llevaron algunas evidencias como aparatos electrónicos, teléfonos celulares y otros objetos.

“Ellos fingían ser beneficiarios, en el sentido de cobrar el Pytyvõ para que estas personas adquieran ciertas mercaderías, pero la alerta Bancard nos pudo informar que llamó la atención que una consultora tenga tanta cantidad de personas beneficiarias al sistema Pytyvõ, porque una consultora no tiene un rubro de alimentos o de cuestiones de comestibles”, explicó la fiscala Silvana Otazú, que participó del operativo.

Los investigadores hasta el momento pudieron detectar alrededor de 700 operaciones que habrían realizado estas personas, que ya están detenidas y puestas a disposición de la Justicia.

Los sospechosos se habrían valido de un lector de tarjeta de crédito o débito, conocido también como post.

Otazú aclaró, sin embargo, que los hombres no llegaron a cobrar el dinero y que las operaciones fueron anuladas.

Esto hace indicar que no afectará a los usuarios del programa, quienes podrán cobrar sus beneficios, debido a que la cuenta en que se enviaba el dinero quedó bloqueada tras el descubrimiento.


Las autoridades confirmaron ayer, en una conferencia de prensa, que los sospechosos no pudieron cobrar el dinero, unos 350 millones de guaraníes. El hecho no afectará a beneficiarios.

Dejá tu comentario