Mundo

Delegado de Guaidó en EEUU pide reunión con el Comando Sur

 

El representante en Washington del líder opositor venezolano, Juan Guaidó, solicitó una reunión con Craig Faller, el jefe del Comando Sur de EEUU, quien la semana pasada advirtió al ejército venezolano que debe decidir si apoya al pueblo o a un tirano, en referencia al presidente Nicolás Maduro.

En la carta dirigida al almirante Faller, Carlos Vecchio señala que solicitó la cita para avanzar en temas de cooperación y planificación con el objetivo de aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano y restablecer la democracia, informó ayer su equipo.

“Las condiciones en Venezuela empeoran, como consecuencia del régimen corrupto, incompetente e ilegítimo del usurpador Nicolás Maduro”, dijo Vecchio.

Desde enero, Maduro, quien cuenta con el respaldo de Cuba, Rusia y China, enfrenta el desafío de Guaidó, el jefe del Legislativo electo en 2015. Vecchio dijo que es preocupante el impacto de la presencia de fuerzas extranjeras no invitadas que ponen en riesgo a su país y a otros.

La delegación de Guaidó en EEUU afirmó que se espera que la reunión tenga lugar en los próximos días.

protección temporal. Las congresistas demócratas Donna Shalala y Debbie Mucarsel-Powell reclamaron ayer al presidente Donald Trump que otorgue hoy mismo un Estatuto de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos en EEUU para librarlos de la deportación.

Mucarsel-Powell subrayó que es urgente evitar que sean deportados a un país lleno de violencia y hambre y sumido en una crisis sin precedentes.

“No hay que esperar un día más”, agregó la congresista de origen ecuatoriano, quien aseveró que “no se puede hablar de apoyar a Juan Guaidó (líder opositor, titular de la Asamblea Nacional) y al pueblo venezolano a restaurar la democracia sin ayudar a los venezolanos que están en los EEUU”.

Además del TPS, Shalala, Mucarsel-Powell, el legislador estatal floridano José Javier Rodríguez, también demócrata, y el ex alcalde opositor venezolano Gustavo Marcano reclamaron a las autoridades federales que acepten una extensión de los pasaportes vencidos de los venezolanos, que no tienen dónde renovarlos en Estados Unidos.

El Servicio de Inmigración y Aduanas deportó a 336 personas a Venezuela en 2018, un aumento del 35% con respecto al año anterior, de acuerdo con datos recabados por CNN en Español.

Dejá tu comentario