Mundo

Curiosidades del Mundo

 


Alemania
Berlín tiene bajo su suelo 4.600 bombas
Más de 74 años después del final de la II Guerra Mundial, se estima que el subsuelo berlinés esconde todavía 4.600 bombas sin detonar y nadie sabe a ciencia cierta cuánto tiempo más se necesitará para limpiar por completo el terreno sobre el que se alza la ciudad. Dietmar Püpke es artificiero desde hace 16 años, inspector jefe de la policía, jefe de equipo y una de las personas que acude allá donde se produzca el hallazgo de una bomba. Desde 1947, los artificieros de Berlín detonaron de manera controlada 1.197 bombas, poco más de la quinta parte de los artefactos sin explotar que la guerra dejó enterrados en suelo berlinés. “Hacia el final de la guerra se pensó que en unos diez años se podía limpiar todo de bombas y de eso ya estamos muy lejos”. EFE

España
Camisa “wellness”, la prenda antiestrés
La moda no solo se renueva, evoluciona con la idea de ser más sostenible y aportar confort. Primero fueron las prendas que no se arrugan, luego las que no se manchan y ahora llegan las camisas “wellness” –bienestar– con partículas de biocerámica que rebajan el estrés y reducen el cansancio. Tecnología y moda vuelven a trabajar juntas, y en esta ocasión, alumbran un nuevo tejido que hace que te sientas mejor, asegura Federico Sainz, CEO de Sepiia. A la nueva generación de prendas inteligentes 3.0 de la firma española Sepiia se incorpora la camisa “wellness” confeccionada con un nuevo tejido realizado con partículas biocerámicas, “que absorben el calor del cuerpo y lo convierten en rayos infrarrojos”, explica. EFE

Holanda
Vetan importación de té de ayahuasca
El Tribunal Supremo sentenció ayer que el té de ayahuasca, preparado psicodélico de Sudamérica tolerado hasta ahora bajo la libertad de culto, no puede importarse ni usarse en las ceremonias religiosas porque lo considera un peligro para la salud pública. El caso llegó a la Corte Suprema después de que un Tribunal de Apelaciones de Amsterdam condenara a una mujer por importar 33 kilos de té de ayahuasca, que traía desde Brasil a través del aeropuerto de Schiphol y que estaban destinados a la secta de Santo Daime, que tiene a 140 seguidores en Holanda, incluida la acusada. Hasta ahora, había un vacío legal en su uso y se toleraba su importación por Santo Daime para usos religiosos, pero la Justicia decidió que el té es un peligro para la salud. EFE

Dejá tu comentario