Sucesos

Cucho dice que quieren envenenarle y culpa al entorno del presidente

Alega que parlamentarios y gente de la Iglesia le alertaron. Presos le dijeron que le iban a plantar drogas. Jueza Magdalena Narváez ordenó arbitrar las medidas para resguardar su seguridad.

Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho, denunció ante la jueza Magdalena Narváez que le amenazaron de muerte. Incluso le dijeron que iban a envenenar su comida y bebida, por lo que pidió él mismo cocinar sus alimentos.

Además, denunció que las amenazas provienen del entorno del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, a quien responsabiliza si es que algo le ocurre o a los miembros de su familia.

La magistrada ya dispuso arbitrar las medidas necesarias para resguardar su seguridad dentro del establecimiento penitenciario. Para ello, remitió oficio a la Dirección de Institutos Penales y al director del penal de Tacumbú.

En la denuncia, Cabaña dice que también son amedrentados miembros cercanos de su familia, quienes son seguidos por desconocidos en vehículos lujosos, sin chapas.

Alega que se enteró de las amenazas por medio de parlamentarios y gente de la Iglesia, quienes le dijeron incluso cómo iban a matarle.

DROGAS. Remarca que no es la primera vez que le avisan que quieren atentar contra su vida. Es más, dice que internos de la institución le dijeron que iban a allanar su celda, donde le iban a torturar y plantar drogas, de modo de armar un nuevo proceso penal en su contra.

Sostiene que su celda es objeto de constante control rutinario por parte de las autoridades penitenciarias y que no existe nada raro.

Reinaldo Cabaña asegura que “los que estarían interesados en plantar evidencias en mi contra son los agentes de la Senad a quienes también en su oportunidad y conforme a la ley he denunciado ante la Fiscalía por los robos y rapiñas de mis cosas, en mi domicilio particular y otras casas que ocupaba”.

Sobre el amedrentamiento a los miembros de su familia, indica que los desconocidos le dicen “que no denuncie más, porque me va a ir peor de ahora en más y que nadie de mi familia se va a salvar. Esto acontece con mi gente del interior del país y están todos asustados” (sic).

Apuntó que tiene todo documentado y bien cuidadas las pruebas y que si algo le llegara a pasar, existen personas ya asignadas que van a arrimar las evidencias en las instancias pertinentes.

Los denunciados, afirma, son “personas que hoy aparecen como grandes señores o ‘patriotas’, además de dejar en evidencia a través de mi denuncia toda una asociación criminal en cuanto a los allanamientos y robos de evidencias que acontecen en todos los procesos...”.

PRESIDENTE. En su escrito, refiere que “de cualquier situación que surja de esta amenaza hago responsable directo al señor presidente de la República del Paraguay, Mario Abdo Benítez, quien por ley debe cuidar mi integridad...”.

También a la Senad, y el Ministerio del Interior, de que dice que saben perfectamente la situación, “porque siguen con las escuchas telefónicas irregulares de los teléfonos de mis familiares y amigos cercanos y para colmo entre ellos mismos se graban todos, como siempre...”.

Dejá tu comentario