Interior

Crecen contrabando e ingreso ilegal de personas por bajante del Paraná

El punto de mayor flujo de tráfico es el nordeste de Itapúa. El hecho se acentuó en las últimas semanas ante la crítica situación de la bajante del río Paraná, que ya supera el histórico de 1944.

El tráfico de mercadería y cruce ilegal de personas se acrecentaron en los últimos meses por el cierre de frontera con la Argentina, hecho que se acentuó en las últimas semanas ante la crítica situación de la bajante del río Paraná. El punto de mayor flujo de tráfico es el nordeste del Departamento de Itapúa, donde se registra el ingreso de productos de contrabando y personas en forma clandestina.

Ante la imposibilidad de cruzar a través del puente internacional San Roque González de Santa Cruz entre Encarnación y Posadas, Argentina, el cruce ilegal de personas es constante, como también aumentó el contrabando de mercaderías.

Según denuncias, esta situación se registra en varios distritos de Itapúa situados en la ribera del Paraná limítrofe con la Argentina, donde a través de puertos clandestinos ingresan tanto mercaderías como personas de manera fluida y sin el control alguno de las autoridades de ambas orillas.

LÍMITES. Entre las zonas donde cruzan a diario tanto personas y mercaderías entre Paraguay y Argentina se destaca Puerto Triunfo, distrito de Natalio, y del otro lado del río se encuentra la ciudad de Puerto Rico, Misiones; también las zonas de Mayor Otaño, Carlos Antonio López y San Rafael del Paraná y su confluencia con El Dorado y Montecarlo en la provincia de Misiones. Asimismo, en cuanto a contrabando de productos se habla también del cruce ilegal en las zonas de Encarnación y Cambyretá.

CIERRE FRONTERIZO. Desde el inicio de la pandemia y con el cierre de frontera con Argentina, muchas personas cruzaron el río Paraná mediante los puertos clandestinos tanto para ingreso a nuestro país como también para ir al vecino. Esta situación aumentó en los últimos días debido a la bajante del río que permite incluso cruzarlo a pie en algunos sectores.

La mayoría de estas personas que cruzan son generalmente paraguayos residentes en el vecino país que vienen a visitar a sus familiares y argentinos que hacen lo mismo, evitando pasar por los trámites burocráticos que exige el país vecino para salir como también para el ingreso, que solamente se permite a través de vuelos.

Según datos proveídos por pobladores y algunos usuarios del cruce ilegal, las personas pagan un promedio de 6.000 pesos argentinos, pero que dicho monto varía de acuerdo con la demanda.

Cabe mencionar que días atrás en la zona de Puerto Rico, Misiones, personal de la Prefectura Naval Argentina había aprehendido a 83 personas e incautaron mercaderías ilegales valuadas en unos 12 millones de pesos. Dicho operativo se llevó a cabo a la altura de la progresiva 1.736 del río Paraná.

BAJANTE. El punto más crítico de la bajante del río Paraná se centra entre San Rafael del Paraná y Mayor Otaño, límite de Itapúa con el Departamento de Alto Paraná y su confluencia con la zona de El Dorado y Montecarlo (norte de Misiones), en las inmediaciones de las islas Parejha y Caraguatay. El Paraná ya superó el histórico nivel de bajante que llegó a registrar en el año 1944.

Dejá tu comentario