23 jul. 2024

Correa ignora a la Justicia de Ecuador y acepta candidatura

Rafael Correa

Rafael Correa

El ex mandatario Rafael Correa, quien está en Bélgica y enfrenta varios procesos judiciales con órdenes de captura, anunció el martes que será candidato a la vicepresidencia de Ecuador en las elecciones de febrero por una coalición de izquierda.

“Acepto con alegría esta nueva responsabilidad, que no la he buscado, ni siquiera la he deseado”, expresó Correa tras ser presentado como candidato por el frente Unión por la Esperanza (UNES) en una transmisión por Facebook.

Sin embargo, aún es incierto si el ex gobernante (2007-2017) podrá concretar su postulación.

Además de los procesos judiciales -ninguno con sentencia en firme- deberá esperar a que el Consejo Nacional Electoral (CNE) habilite su aspiración al segundo cargo político del país.

Correa acompañaría al economista Andrés Arauz, de 35 años, uno de sus ex ministros que se postula a la presidencia por UNES, que reúne a varios partidos y organizaciones de izquierda como grupos de indígenas y sindicatos. “Acepto esta responsabilidad que me otorgan mis compañeros de participar como candidato a la vicepresidencia de la República por ese sueño colectivo que llamamos revolución ciudadana”, dijo Correa.

El ex mandatario viajó a Bélgica -de donde es su esposa- apenas terminó su mandato en 2017 sin que entonces enfrentara proceso alguno.

La Suprema Corte ratificó hace un mes una condena a ocho años de cárcel por cohecho, en un proceso en el que fue juzgado en ausencia y que está en la última fase de casación, por lo que la sentencia aún no está firme.

Rafael Correa, de 57 años, también afronta una orden de captura para ser enjuiciado por el secuestro en Colombia de un opositor ecuatoriano en 2012. En ambos casos alega su inocencia, con el argumento de que es un perseguido político. AFP

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.