Política

Corporativismo y chicanas mantienen a ZI con impunidad

 

El senador esteño Javier Zacarías Irún soporta tres causas penales, una de las cuales hoy está obstaculizada por la propia decisión del Senado al no otorgar el desafuero solicitado por la Justicia.

Todos los procesos, desde la declaración falsa, la de lesión de confianza en grado de instigador y la de presunto enriquecimiento ilícito, iniciaron en 2019. No obstante, hasta ahora solo una vez el Senado salió en contra suya y fue al otorgar el desafuero en abril de 2019 en una de las causas.

Distintos recursos e incidentes dilatorios ante la Justicia han dado respiro hasta ahora al senador Zacarías Irún, de la bancada cartista, quien con ello obstaculiza cualquier avance en la investigación que le involucra a su esposa, la ex intendenta de Ciudad del Este Sandra McLeod.

Primeramente, en la causa 281/18, “Sandra McLeod y Ernesto Zacarías Irún sobre declaración falsa”, en que está imputado el matrimonio, en los formularios de declaraciones juradas de bienes y rentas presentados ante la Contraloría habrían consignado datos imprecisos respecto al patrimonio que ostenta la pareja. En el trascurso de la investigación, la Fiscalía llegó a la conclusión de que el activo familiar era de unos USD 3 millones. No obstante, en este caso, en diciembre de 2019, el juzgado, por pedido de la Fiscalía, había otorgado la medida alternativa a la prisión.

En tanto, en la causa 13/2019, en que también Zacarías Irún comparte imputación con su pareja, pero en calidad de instigador –por la que se pidió su primer desafuero–, se estima, según los registros, que entre 2014 y 2018 se utilizaron de las arcas de Ciudad del Este, a cargo de la entonces intendenta Sandra McLeod, más de G. 2.100 millones para financiar campañas electorales del clan.

Por esta causa, el Juzgado a cargo de la jueza Cinthia Garcete solicitó el desafuero, pero el Senado, en sesión ordinaria, no contó con los votos suficientes. Colorados de ambas bancadas (cartista y Añetete), liberales llanistas, y el liberal Eusebio Ramón Ayala, otorgaron el blindaje a Zacarías, rechazando el desafuero.

El senador Stephan Rasmussen lamentó que ni siquiera se aprobó enviar una nota al juez para avisar que el senador ya estaba desaforado

CHICANAS. Tras la imputación realizada el 11 de marzo de 2019, Zacarías plantea el recurso de reposición y apelación en subsidio contra la resolución por la cual se admitió la imputación. Mismo recurso opuso a una audiencia de imposición de medidas en abril de ese año. Otros incidentes de nulidad posterior a este se presentaron hasta recaer en la instancia que finalmente resuelve destrabar y pedir el desafuero. Existe una tercera investigación por presunto enriquecimiento ilícito que tampoco avanzó.

Dejá tu comentario