16 abr. 2024

Controlar la inflación le costó al BCP más de G. 1 billón en el 2022

Gasto de política monetaria alcanzó un monto histórico el año pasado, según datos oficiales. El mayor costo se relaciona al aumento que experimentó la inflación y la tasa de política monetaria.

Carlos Fernández.jpg

Carlos Fernández.

En el año 2022, el gasto de la política monetaria evidenció un salto importante respecto al año anterior, alcanzando a su vez un monto histórico, conforme a los datos dados a conocer por el Banco Central del Paraguay (BCP).

Durante el año pasado, los gastos a los cuales la banca matriz apela para controlar la inflación superaron por primera vez la barrera de G. 1 billón (USD 135 millones al cambio actual), con lo cual se dio un incremento de prácticamente 250% con relación a los gastos de política monetaria de 2021 (G. 328.000 millones).

A su vez, las estadísticas oficiales muestran que la expansión más significativa en las erogaciones ocurrió en los últimos meses del 2022 (desde julio en adelante), en los cuales el ente financiero matriz invirtió en promedio más de G. 100.000 millones al mes para contener la elevada inflación, una cifra que también se configura como un récord nunca antes visto.

Cabe recordar que el año pasado se caracterizó por la alta subida de los precios de canasta, con un incremento de más de 8% al cierre de diciembre. Esto motivó a que la tasa de política monetaria (TPM), que el Banco Central del Paraguay establece de forma mensual, haya alcanzado niveles igualmente elevados. En la actualidad, el tipo de referencia se establece en 8,5% anual, nivel que se mantiene invariable desde septiembre del 2022.

Reflejo. Carlos Fernández Valdovinos, ex presidente del BCP, indicó que el aumento de los gastos es un reflejo de la dinámica que viene exhibiendo la política monetaria, en un contexto de incremento de las tasas de interés. Añadió que si bien durante el año pasado se dieron números elevados en comparación con los años 2020 y 2021, se puede considerar que lo que actualmente se está dando es una normalización de los gastos, en montos similares a los que se tenían, por ejemplo, en 2019.

Adicionalmente, el experto enfatizó que el gasto en materia de la política monetaria siempre es visto como “más barato” que dejar que la inflación se eleve. “Este es el más o menos nivel normal; también me hubiese gustado de que sea un poco más alto incluso, porque con eso la inflación iba a ser más baja; pero bueno, tenemos la inflación relativamente alta, de 8%, y un costo de política monetaria normal. Distorsiona mucho lo que era el año previo (2021), porque el año previo estaban todas las tasas en un nivel exageradamente bajo”, manifestó.

Fernández consideró que los altos costos pueden mantenerse en los primeros meses del corriente año, para luego ir cediendo paulatinamente.

8,5% anual es la actual tasa de referencia de política monetaria establecida por el Banco Central del Paraguay.

5325588-Libre-275320589_embed

5325589-Libre-1008651159_embed

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.