Economía

Contingencia demandará USD 1.600 millones y se suspenden sobresueldos

Ejecutivo presentó ley de emergencia al Congreso y urgió aprobación. Se plantea deuda de USD 1.600 millones, moratoria de impuestos y servicios, subsidios y suspensión de beneficios salariales.

El Poder Ejecutivo oficializó ayer la presentación del proyecto de ley de contingencia económica ante el Congreso. El documento fue entregado por el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, quien estuvo acompañado por los viceministros de Administración Financiera y Tributación del Ministerio de Hacienda, Óscar Llamosas y Óscar Orué, respectivamente.

El documento fue planteado con carácter de urgencia, por lo que se espera que sea aprobado antes del cierre de la semana, atendiendo el rápido avance del coronavirus.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en un mensaje a la ciudadanía, resaltó que los ejes principales del proyecto son: garantizar los recursos para la salud, protege el empleo y dar un respiro a las familias más vulnerables. Rechazó la politización en el uso de los recursos, garantizó transparencia e insistió en la solidaridad de la gente para vencer al coronavirus.

“Defendemos el principio de la vida, entendiendo que la economía siempre se puede recuperar, pero la vida humana no”, expresó el primer mandatario.

Alcances. De acuerdo con el proyecto, la ley de contingencia para hacer frente a la pandemia del Covid-19 demandará un endeudamiento de USD 1.600 millones. Los compromisos pueden ser tomados vía créditos con bilaterales, multilaterales o mediante la emisión de bonos en el mercado externo.

Para tomar este nivel de empréstitos, el Gobierno pidió suspender los límites de déficit fijados en la Ley de Responsabilidad Fiscal. En este punto, se pide autorización para volver al 1,5% en 4 años, periodo en el que no podrán darse aumentos salariales.

Una de las novedades de la ley tiene que ver con los polémicos sobresueldos del plantel público. Esta propuesta plantea la suspensión de los subsidios familiares, ayudas alimentarias y subvenciones por vacaciones. Además, pide suspender temporalmente el aumento del 16% al sector docente desde julio.

Con respecto a los impuestos, se habla de postergar los pagos por dos meses; mientras que con respecto a los pagos de agua y luz, la suspensión es por marzo, abril y mayo.

Finalmente, se propone un subsidio del 25% para los trabajadores informales y cuentapropistas, subsidio que puede darse hasta dos veces. También plantea una compensación para los trabajadores cesados o suspendidos (ver la infografía).

Embed


Pago de alquiler
Otra de las novedades incluidas a último momento en el proyecto tiene que ver con el pago de alquiler.
El proyecto de ley de contingencia propone que el incumplimiento en el pago no será causal de desalojo hasta junio, siempre y cuando se haya abonado por lo menos el 40% del valor del alquiler mensual.
El documento establece además que las sumas que queden pendientes de pago deberán ser prorrateadas y sumadas al valor del alquiler mensual a ser pagados en su totalidad a partir del mes de julio. La deuda por los meses anteriores a julio deberá ser cancelada en un plazo máximo de seis meses.

Dejá tu comentario