Política

Connacionales piden cabeza de cónsul en Buenos Aires

 

Por medio de una nota dirigida al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, con copia al canciller nacional, Luis Alberto Castiglioni, varias organizaciones de paraguayos en Buenos Aires piden la remoción de la cónsul general Celia Cañete, recientemente designada ante esa representación consular, así como la modificación de la Ley 4033/2010 “Del Arancel Consular” a fin de que se exonere del cobro de aranceles consulares y administrativos.

Esta es la segunda nota remitida por exponentes de organizaciones políticas, sociales y eclesiales de paraguayos en la capital argentina. La primera fue el 22 de abril pasado, donde solicitaron la intervención del presidente sobre el problema suscitado a raíz de que la nueva cónsul general dispuso aplicar la referida ley que establece como una excepción exonerar del pago de aranceles solo a aquellos compatriotas que demuestren estar en situación de vulnerabilidad.

“Entre las múltiples dificultades de todo tipo que padece la porción más vulnerable de los compatriotas que están arribando a Argentina en estos últimos tres años, se suman las nuevas disposiciones de nuestra Cancillería Nacional relativas al cobro de aranceles consulares y administrativos sin contemplación alguna”, resaltan en la nota.

Hacen referencia a estos montos: Certificado de antecedentes policiales, 35 dólares; certificado de acta de nacimiento, 30 dólares, que el Consulado informó se aplicaría sin distinción a partir del 1 de abril último, según un comunicado emitido el 28 de marzo por dicha representación consular.

El tema generó la reacción de varias organizaciones de connacionales en la capital argentina que reclaman que siga vigente la suspensión del cobro de aranceles a los compatriotas de escasos recursos, tal como se adoptó en el 2011, en consideración a la crisis económica por la que atraviesan la mayoría de los paraguayos.

“La decisión de cobro de los referidos aranceles tomó cuerpo con la designación en el cargo de cónsul general a la ministra Celia Cañete Ledesma, quien proclamó por los medios de comunicación como único y principal objetivo de su gestión el cobro indiscriminado de los aranceles, sin plan alguno de ampliar y mejorar la atención a los compatriotas, exhibiendo sin pudor, prepotencia y desprecio hacia la dirigencia social y política de la colectividad”, denuncian organizaciones como El Equipo Pastoral Paraguayo en Argentina (EPPA), el Deportivo Paraguayo, el Comité del PLRA en Buenos Aires, la Casa Paraguaya y la filial del Partido Colorado allí. La remoción de la cónsul, dicen, es “para recuperar la paz social y empatía ciudadana con el Gobierno para la gente, proclama en el proyecto de Gobierno”, de Mario Abdo Benítez.

Dejá tu comentario