Sucesos

Condenan a mujer a 27 años de cárcel por asesinar a su patrón

Una mujer recibió una alta pena luego de ser acusada de apuñalar 21 veces a su patrón. El hecho ocurrió el 28 de noviembre de 2015 en la ciudad de Villarrica. Esta huyó a la Argentina donde fue detenida y extraditada

Ana Romina González Pinto, de nacionalidad paraguaya, fue condenada a 27 años de pena privativa de libertad por haber asesinado a su patrón Ismael González Román (36), en Villarrica.

El Tribunal de Sentencia estuvo integrado por los magistrados Julio Alfonso Vera en carácter de presidente, Nancy Roa y Luis Giménez Sánchez como miembros titulares.

En tanto, la agente fiscal de la Unidad Penal Nº 5 de la Fiscalía Regional de Villarrica, María Agustina Unger, logró demostrar el hecho punible de homicidio doloso basándose en pruebas documentales y testificales.

Según los antecedentes, González Pinto trabajaba para la víctima, cuidando de su esposa con discapacidad. El 28 de noviembre de 2015, a las 20.00 horas aproximadamente, la mujer abordó la camioneta del patrón y la condujo, dando vueltas por la ciudad, capital del Cuarto Departamento. Posteriormente -según la acusación-, acabó con la vida del hombre, cuyo cadáver fue encontrado en un camino vecinal de Santa Lucía; tenía 21 heridas de arma blanca, explicó la representante del Ministerio Público durante el juicio oral y público.

Según la fiscal, la mujer primeramente detuvo la marcha del vehículo, luego se abalanzó sobre Ismael con el arma blanca en la mano y lo apuñaló, provocando con este ataque la muerte del hombre.

Asimismo, la interviniente alegó que la condenada retomó el volante del rodado y se dirigió al barrio San Miguel, de la misma localidad, lugar donde se encontró con el coacusado Gustavo Ariel Benítez (pareja). De allí fueron hasta la compañía Potrerito, bajaron en un lugar oscuro y arrojaron el cuerpo de Ismael González en una cuneta. Benítez llevó a la procesada hasta una discoteca de la ciudad, donde se desempeñaba como mesera. Una vez que ella se quedó, Brnítez condujo el rodado hasta la compañía Cañada donde lo abandonó.

Ambos trataron de fugarse, pero como perdieron contacto, el hombre regresó a Villarrica, donde fue aprehendido por efectivos de la Policía Nacional, mientras que Ana logró huir a la Argentina.

Dejá tu comentario