Sucesos

Condenan a 10 años y medio de cárcel por estafa a firma Viradolce

En el primer juicio oral le habían dado 11 años de encierro, pero el Tribunal de Apelación anuló la pena porque era desproporcionada. Ahora se hizo el segundo juzgamiento y son 6 meses menos.

A 10 años y medio de cárcel, fueron condenadas ayer las procesadas Annie Gibbons y Fabiola Bareiro, por la multimillonaria estafa a la firma Viradolce.

Este es el segundo juicio oral, específicamente con respecto a la pena, ya que en un primer juzgamiento le habían dado 11 años de encierro, pero fue anulado por el Tribunal de Apelación.

El fallo de ayer fue dictado en forma unánime por los jueces Elsa García, Víctor Medina y Arnaldo Fleitas, que aplicaron las citadas penas a las procesadas.

Las dos mujeres habían sido halladas culpables de estafa, producción de documentos no auténticos, ambos en su modalidad agravada, y lavado de dinero.

Con ello, los jueces entendieron que por el concurso de delitos, en su forma agravada, la pena máxima a la que podían ser condenadas era de 15 años, por lo que le dieron 10 años y medio.

Sin embargo, ambas seguirán con arresto domiciliario hasta que la pena que se les aplicó quede firme.

Según explicó el abogado Guillermo Duarte, las dos mujeres, junto a Lourdes López (ya condenada) depositaron los cheques del pago a los proveedores de la empresa Viradolce, de propiedad de Marys Llorens, en sus cuentas particulares.

De esta manera, entre los años 2013 y 2015 se falsificaron los endosos de 202 cheques, para depositar el dinero en las cuentas de Annie Gibbons y Fabiola Bareiro.

Según se probó en el juicio, afirmó Duarte, el perjuicio patrimonial para la empresa era de nada menos que 32 mil millones de guaraníes y 800 mil dólares americanos.

Además, remarcó que los fondos fueron utilizados para el lavado de dinero. Incluso, alegó que se financió una campaña política.

Conforme con el abogado querellante, la sentencia con respecto a la reprochabilidad ya quedó firme, y solo se puede apelar el monto de la condena.

En el juicio oral estuvieron también los fiscales Giovanni Grisetti y Mercedes Cañiza, quienes solicitaron la condena de las acusadas.

DEFENSA. Por su parte, el abogado Alfredo Enrique Kronawetter, defensor de Bareiro, se quejó del maltrato sufrido de parte de la jueza Elsa García durante todo el juicio oral. Es más, dijo que le cercenaron los derechos a su defendida.

Refirió que la pena aplicada era desproporcionada, que fue lo que había dicho el Tribunal de Apelación Penal, cuando anuló los 11 años de encierro para ambas.

Según el profesional, los camaristas sostuvieron que la máxima pena aplicable era de 7 años y medio, ya que se tiene en cuenta el tipo base, donde las sanciones son de 5 años por todos los delitos.

Aseguró que apelará la resolución dictada por el Tribunal de Sentencia.


En Apelación, uno de los camaristas ya no está
La pena de 11 años que se había dictado en el primer juicio oral fue anulada por el Tribunal de Apelación Penal, integrado por los camaristas Emiliano Rolón, Carlos Ortiz Barrios y Gustavo Santander.
Con respecto a la nulidad de la pena, habían votado los camaristas Rolón y Ortiz Barrios, que se adhirió, mientras que Santander optó por la confirmación.
Si ahora se vuelve a apelar, Ortiz Barrios ya no está en el Tribunal de Alzada, porque se jubiló el año pasado.
De esta manera, habría que ver si el nuevo miembro, probablemente Óscar Rodríguez, se adhiere al mismo voto de Rolón.
Es que, para los dos citados camaristas, la pena a tener en cuenta para el concurso era de 5 años, por lo que la máxima sanción a ser aplicada es de 7 años y medio.
Ahora, se aplicó 10 años y medio, tomando como base lo mismo que se había anulado anteriormente.

Dejá tu comentario