Interior

Concesión de tierras podría causar perjuicio a casadeños

 

La secta Moon en el 2007 había donado 30.000 hectáreas de tierras a los habitantes de Puerto Casado, Departamento de Alto Paraguay, mediante la Ley N° 3294. Sin embargo, recientemente esta situación se vio quebrantada por una denuncia que surgió en contra de la jueza Tania Irún por concesión de tierras en el Chaco a empresas offshore totalmente desconocidas para los pobladores de Casado y del Departamento de Alto Paraguay.

En Puerto Casado una comisión, que sigue buscando la legalización de las tierras donadas, recientemente exigió respuestas sobre las propiedades, que tuvieron un decreto en el 2009, Nº 3196, de la Presidencia de la República y del Ministerio del Interior, donde se insta a la Procuraduría General de la República a la realización de la escritura pública de protocolización mediante escribanía pública. Pese a todo este respaldo, al final los pobladores no tienen respuestas sobre el caso y en qué instancia quedó.

Hasta el momento los casadeños no saben si se llegó a protocolizar o no, tampoco si existe una transferencia de las tierras donadas a favor del Municipio, que es la última instancia donde se debería llegar con la donación hecha por la secta a los chaqueños.

Firmas offshore. Según el procedimiento realizado por la magistrada Irún, entre las 310.000 hectáreas que concede a firmas offshore (operadores financieros) se estaría afectando a las tierras donadas, que tanto preocupan a los casadeños.

La ubicación de las propiedades en la donación también es desconocida, según los dirigentes de la comisión de sintierras de Casado.

Las 30.000 hectáreas cedidas son terrenos que están divididos en dos parcelas; una de 16.000 hectáreas y otra de 14.000 hectáreas.

TIERRAS NO APTAS. Hay zonas que los vecinos conocen que no son aptas para la producción, por lo que desde el principio los afectados han propuesto a la secta Moon y al Gobierno que la donación de las mismas se haga con parcelas unificadas.

Dentro de la propiedad donada también se encuentran ganaderos pequeños que no saben nada de la disputa sobre tierras de la secta Moon.

INDEFINICIÓN. Mientras existen disputas por grandes extensiones de tierras en el Alto Paraguay y parte de Presidente Hayes entre la Secta Moon y firmas de origen desconocido, los habitantes de Casado y de otros distritos del departamento siguen sin poder acceder a la tierra propia.

Los afectados precisan sortear lo más pronto posible esta situación de indefinición. Hace bastante tiempo están en esta lucha para poder lograr un espacio propio donde también puedan desarrollar su fuente de subsistencia.

Dejá tu comentario