Interior

Concepcioneros se encadenan frente a la Comuna para pedir intervención

Los ciudadanos indignados tomaron ayer en la madrugada la Municipalidad de Concepción. Hartos de la falta de respuestas a las denuncias piden que se investigue al intendente Alejandro Urbieta.

Un grupo de ciudadanos indignados tomó ayer de madrugada la entrada principal de la Municipalidad de Concepción para exigir la intervención de la administración del intendente liberal, Alejandro Tati Urbieta, denunciado por supuestas irregularidades.

Tres de los indignados, pertenecientes a la Comisión Conciencia Ciudadana se encadenaron por la puerta principal, lo cual impidió por varias horas la atención en la sede municipal. Algunos allegados al jefe comunal intentaron impedir el bloqueo y hubo agresiones físicas, que posteriormente disipó la policía apostada en el lugar.

“Venimos a ocupar esta institución, que es casa de todos, porque queremos la intervención de la administración de Tati Urbieta para demostrar lo corrupto que es”, señaló José Samaniego.

Digna Ortiz, una de las encadenadas, anunció que no se retirarán del lugar hasta se intervenga la institución. “Nadie nos sacará de acá, esto es vencer o morir, ya demasiado chicanas hicieron Alejandro Urbieta y su hermano Luis Urbieta”.

Los concepcioneros instalaron la semana pasada una carpa de la resistencia en el Parque Agustín Fernando de Pinedo, y ahora tomaron la sede.

También se adhirieron algunos pobladores del barrio Fátima, que molestos con el intendente por la falsa promesa de compra del terreno que lo ocupan, se sumaron a la medida de fuerza. “Estamos a punto de ser desalojados, pero el intendente nunca cumplió con su compromiso de comprarnos ese terreno”, señaló Juan Carlos Franco.

La fiscala Silvia González se constituyó en el lugar y logró que un cerrajero abriera otra puerta, por donde ingresaron los funcionarios para trabajar desde las 09:00.

El intendente Alejandro Urbieta no fue en la Comuna. Los funcionarios no dieron información sobre su paradero.

PROCEDIMIENTO. La Comisión Especial de la Cámara de Diputados debe expedirse respecto al pedido de intervención realizado por la Junta Municipal. Hoy se cumplen 8 días de la declaración del intendente Urbieta y el dictamen aún no se emitió.

Los indignados creen que Luis Urbieta, diputado colorado y hermano del intendente, junto con el diputado Emilio Pavón maniobran para evitar la intervención.

José Samaniego, ciudadano movilizado, desde hace 1 año y 9 meses, dijo que realizan esta lucha por la transparencia municipal. “Nosotros confiamos que va salir el dictamen positivo, aunque nos llama la atención de que se demore la publicación, lo de Pedro Juan Caballero al día siguiente de la declaración del intendente Acevedo ya salió”.

El intendente tiene más de 35 denuncias por supuesto mal manejo de recursos públicos. Tras la denuncia, el jefe comunal ordenó la continuidad de algunas obras abandonadas y otras que ni siquiera iniciaron.

Dejá tu comentario