País

Con 88 años supera al Covid gracias a control de saturación

 

Cuando Cirila Rodríguez viuda de Ricardo, de 88 años, dio positivo al Covid-19, en la segunda mitad del 2020, la incertidumbre y la preocupación se instalaron en la familia. La abuela, sin embargo, venció al coronavirus pasando una semana de internación en el Hospital de Clínicas, sin la necesidad de ingresar a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), gracias a la pronta intervención de su familia. Mientras, en la casa parte de su núcleo entre sus hijas, nietos y su yerno transitaron la enfermedad.

La abuela, que espera celebrar sus 89 años el próximo 10 de marzo, integra la lista de los casos leves, llevando una buena recuperación, sorteando incluso las dolencias propias del rigor de sus años, ya que padece de trombosis y un caso tratado de anemia. En cuanto a la experiencia, según estiman sus familiares, Cirila posiblemente se contagió por una visita. “Adquirió, suponemos, a través de un primo, que es su nieto. Él presentó síntomas y no tomó todos los recaudos cuando la visitó”, señala Roberto Cáceres, nieto de Cirila.ALARMA Cirila, quien sobrepasó la enfermedad, pasó los primeros días al cuidado de sus familiares, hasta que en uno de los controles periódicos se registró en el oxímetro una deficiencia respiratoria, que bajó su oxigenación en sangre a 87%. Lo que hizo que decidieran llevarla de urgencias al hospital, tal y como señala el protocolo. Este sugiere llevar un control de saturación teniendo como punto de alarma que se encuentren los niveles por debajo del 90%, con lo que se considera que la persona está experimentando hipoxia (falta de oxígeno en sangre). Para Roberto, este punto fue determinante para evitar que el virus afecte en mayor medida a su abuela. Desde ahí, permaneció siete días internada, con el diagnóstico de neumonía asociada al coronavirus. Dolencia, que al ser intervenida y tratada a tiempo, logró superar. “Fueron momentos de preocupación, pero de mucha unidad para la familia, nos apoyamos y tranquilizamos. Todos acompañamos a nuestra abuela y nos dividimos las tareas”, recuerda su nieto, al momento que agradece la atención de los médicos, que le prepararon un emotivo festejo a la salida del hospital, el mismo que le realizaron los miembros de la familia a su llegada a su residencia.UNA MUJER FUERTEActualmente, Cirila pasa por una etapa favorable. “Tiene una recuperación positiva pos-Covid, sin complicaciones. A pesar de su longevidad, mi abuela es una mujer muy fuerte”, resalta Roberto. La familia espera celebrar su cumpleaños con una gran fiesta, “aunque siempre dentro del núcleo familiar”, recalca Roberto. Para celebrarla se prepararán sus platos favoritos y estarán presentes sus afectos más cercanos. Cirila es hija de un inmigrante español y una mujer paraguaya. En su vida pasó por varios oficios, junto a su marido Félix Ricardo, quien falleció en el 2005. La pareja se dedicó a la agricultora y al comercio. A la par tuvo 4 hijos, que le dieron 14 nietos y más de 17 bisnietos. En su vida, hasta el momento, no experimentó desavenencias considerables de salud y como dato curioso forma parte de una familia longeva, por lo que sus hijos y nietos esperan tenerla por muchos años más. “Los Rodríguez tienen una longevidad increíble. La tía Saturnina, hermana de abuela, falleció a los 95 años y atravesó innumerables situaciones de salud”, apunta Roberto. Hasta la fecha, Cirila, más allá de las molestias de la edad, está en buen estado. SECUELAS EN LA FAMILIAPor su parte, Roberto Cáceres, quien fue dado por portador asintomático, tras su alta médica, volvió a experimentar una afección respiratoria, que creyó superada en su niñez. Esta le lleva a recibir medicamentos broncodilatadores unas veces al día. “En mi caso que fui prácticamente asintomático, me volvió un asma bronquial que me lleva a utilizar un inhalador, unos cuantos pufs, todos los días”.

Tiene una recuperación positiva pos-Covid, sin complicaciones. A pesar de su longevidad, mi abuela es una mujer muy fuerte.

Roberto Cáceres,
nieto.

RECUPERADA. Cirila Rodríguez viuda de Ricardo cumplirá 89 años en marzo.



nuevo virus del siglo

Dejá tu comentario