País

Comuna exige edificios accesibles, pero su sede incumple ordenanza

 

La adecuación de todo tipo de construcciones existentes o que se materialicen en Asunción, así como infraestructuras, instalaciones, equipamientos que garanticen la accesibilidad de las personas con discapacidad, exigida por la Comuna capitalina y establecidas en normas vigentes, llamativamente no son aplicados en el Palacete Municipal.

Lo señalado en la Ley 4934/13 “De accesibilidad al medio físico para las personas con discapacidad” y las Ordenanzas 26104/91 y 217/12, esta última referida a veredas inclusivas, son prácticamente letra muerta y de aplicación casi nula en la sede comunal.

La directora de Políticas para Personas con Discapacidad del Municipio, Verónica Koch, admitió que en el edificio municipal es muy poco lo que se tiene en estructura de accesibilidad, lo cual resumió en rampas en el sector de ingreso, un baño en el primer piso del Bloque A, construido el año pasado, y nada más.

“Faltan adecuar los ascensores, tener señalética especial que puede ser en braille, senderos táctiles para personas con discapacidad visual. Todo eso es fundamental”, resaltó.

Agregó que “incluso la rampa en la entrada tiene una inclinación mucho mayor a la que debería tener y el pasamanos no está acorde con la normativa, ya que debe estar a cierta altura, tener dos niveles e indicativos, donde empieza y termina, lo cual no tiene”.

PERSONAL. Otro incumplimiento que se da a nivel comunal es el del porcentaje de empleados con discapacidad que debe tener la institución en su plantel. Mientras la Ley 3585/08 indica la obligatoriedad de incorporar 5% de funcionarios de este sector poblacional, la Comuna asuncena solo llega a la mitad.

Koch dijo que “hoy tenemos alrededor de 200, pero pensamos que debería haber el doble. Estamos en un programa con Recursos Humanos para el ingreso paulatino de personal con discapacidad, pero ello no se cumple por la cantidad enorme de empleados que se tiene“, expresó.

Concluyó que “sin embargo, somos el ente público que más funcionarios con discapacidad tiene, con diferentes tipos de discapacidad física, intelectual, visual, auditiva, sicosocial, que otros organismos no cumplen”.

Por su parte, el edil Ireneo Román lamentó que en el edificio de la Municipalidad de Asunción falta mucho por hacer. “Solo hay una rampita, pero no hay nada más. ¿Qué pasa con los ascensores, con los pisos táctiles para personas con discapacidad visual? No hay consideraci

ón hacia este sector de la población. Nada está adecuado para ellos”, puntualizó.

Aquí no se cumple ni con el porcentaje de los empleados con discapacidad. Y en el edificio, la falta es mayor. Ireneo Román, concejal.

Hay mucho por hacer y no es fácil. Cuando sensibilizás, a un director se le cambia y eso es empezar de nuevo. Verónica Koch, Políticas de Discapacidad.

Dejá tu comentario