22 abr. 2024

Complicidad que destruye

El compilado de videos que expuso Telefuturo, tras largos días de investigación sobre una red que explota sexualmente a niñas y adolescentes indígenas de la comunidad Maká, muestran un caso que ya es conocido entre los vecinos.

Es más, muchos saben, denuncian, ya no quieren salir de noche. Tienen miedo de ser asaltados o de encontrarse con una escena ligada a la prostitución o a las drogas.

Esto ocurre a plena luz del día y es más frecuente en horas de la noche. Es decir, se sabe, se sabía. Las autoridades de seguridad (la Policía Nacional) que tienen papel de prevención, sabían desde hace tiempo, pero permitieron que siga ocurriendo estos hechos.

A esto me refiero con una complicidad que destruye. ¿Y qué destruye?: vidas de inocentes niñas que están creciendo en el mundo más oscuro que pudieran tener, siendo drogadas y obligadas a vender su cuerpo por un dinero mísero que ni siquiera ven.

¿Cuál es la prevención que mencionan? Porque aquí no se ve. Lastimosamente, solamente una exposición de tal magnitud mueve el avispero para que se empiece a trabajar para proteger a los desprotegidos, es redundancia, yo sé, pero no hay mejor frase para esto.

Hay una evidente complicidad que se queda muda ante la gravedad de lo que está pasando, que afecta incluso a pobladores de la zona.

Y no es solo la Policía Nacional. Acá hay una responsabilidad compartida, en donde varias instituciones deben velar por el amparo de estas personas, que deben ponerse la camiseta para combatir la delincuencia y la explotación.

Evidentemente, se necesita un cambio de mentalidad, principalmente para quienes tienen la labor de proteger la niñez y la adolescencia y evitar la criminalidad en contra de ellos, porque en esta situación están en juego personas con un porvenir por delante.

Y recordando un poco los hechos: A inicios de la semana se difundieron videos en donde niñas y adolescentes salen por las calles del barrio Corumbá Cué, al parecer obligadas, para esperar a que alguien venga a buscarlas. Casi siempre están cerca de una persona adulta.

Hombres en diferentes autos se acercan y les alzan en sus vehículos, en algunos casos a la fuerza, para someterlas.

Días después de que se haga pública esta denuncia, vecinos de la zona denunciaron que no hay ningún cambio para mitigar el problema.

Una de las vecinas, incluso, denunció ante Telefuturo que reciben amenazas por realizar denuncias o porque se reúnen para ver cómo solucionar o cómo protegerse.

“A mí me amenazaron porque acá siempre hay reuniones del barrio, me dijeron que iban a quemar mi casa, yo ya hice la denuncia... Estoy poniendo en venta mi casa, una casa que es de familia, el tener que irnos por esto no puede ser. Nosotros lo que pedimos simplemente es que por lo menos los que están en la calle vayan a su comunidad”, lamentó.

Si bien la Municipalidad de Mariano Roque Alonso ya se reunió días pasados con otras instituciones para coordinar acciones, hasta ahora no se tomaron medidas.

Así como mucho ya se mencionó, faltan políticas públicas para trabajar en los casos de explotación sexual que afecta a menores de comunidades indígenas. Que no todo quede en palabras, salvemos vidas.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.