País

Claman laguna de mitigación para no inundarse por desborde del Itay

 

Juntar toda la ropa en bolsas o en un atado y alzarlas sobre roperos o algún mueble alto apenas se echa a llover, además de proteger colchones, frazadas y sábanas, y apenas pasada la tormenta ponerse a sacar grandes cantidades de basura que quedan en patios y hasta en las piezas de las casas, es el drama que viven miles de familias que viven en zonas afectadas a la cuenca del arroyo Itay.

Esto se debe a que este curso hídrico adquiere un caudaloso torrente en cada precipitación y rebasa por completo los precarios muros que se tienen a lo largo de su recorrido por sectores de Asunción, Fernando de la Mora, Luque, Mariano Roque Alonso y Limpio.

Según autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), unas 75 mil familias estarían sufriendo la inundación de sus casas en esas comunas.

Ante este panorama, afectados claman por la concreción del proyecto de construcción de la laguna de mitigación del cauce del Itay en un área del Parque Guasu Metropolitano, el cual hasta hoy no es aprobado por la Junta Municipal que exige que Essap regularice la situación de usuarios no conectados a la red de desagüe cloacal para evitar problemas de contaminación una vez que se haga la obra.

Pobladores de Villa Esperanza y Santa Teresa, de zona Norte de Fernando de la Mora, indicaron que las lluvias convierten sus vidas en una pesadilla porque manzanas enteras quedan bajo agua al desbordar el citado arroyo.

Similar panorama soportan moradores de las fracciones El bosque, San Marco, El Palmar y Amanecer, en el límite entre Roque Alonso y Limpio, donde habitan unas mil familias.

POSTURA. El gerente general de la Essap, Carlos Antonio López, negó que sea responsabilidad exclusiva de la empresa aguatera la no aprobación del proyecto de laguna de atenuación del Itay en el Parque Guasu Metropolitano.

En ese sentido, dijo que para que esa construcción se materialice está en el campo de varias instituciones, como del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), la Comuna capitalina que debe atender el desagüe pluvial y la Essap, la red cloacal.

“Es una responsabilidad de todos. Hay un acuerdo sobre redes de alcantarillado sanitario en la cuenca del Itay que da plazo de 18 meses para solucionar esos aspectos. El intendente Mario Ferreiro está al tanto del mismo”, expresó.

Sobre las descargas de las viviendas, comercios e industrias existentes sobre Madame Lynch y Aviadores del Chaco no conectadas a sus colectores se plantea conformar una mesa interinstitucional para regularizar estas conexiones en el tiempo mencionado.

Mencionó, igualmente, que se lanzó una licitación pública para instalar colectores secundarios en Fernando de la Mora, lo que beneficiará a unas 17 mil conexiones y que en Roque Alonso y Limpio no tienen alcantarillado.

Sacamos nuestras opas, colchones y todo lo que se pueda mojar y alzamos. Ojalá las autoridades concreten la obra. María Angélica Ojeda, ona Norte, Fernando.

Dejá tu comentario