Mundo

China replica a los Estados Unidos y crea su lista negra de empresas

Esta medida se produjo un día antes de que Pekín empiece a aplicar hoy, sábado, un aumento de aranceles a productos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares.

China anunció ayer la creación de una lista negra de empresas extranjeras no fiables, como respuesta a las medidas de EEUU contra el gigante chino Huawei, en plena escalada de la guerra comercial entre las dos potencias.

Esta medida se produce un día antes de que Pekín empiece a aplicar hoy, sábado, un aumento de aranceles a productos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares. Se produce, además, después de que Washington incluyera este mes al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei en una lista de empresas sospechosas a las que los grupos estadounidenses no pueden vender material tecnológico.

Huawei, que depende de los chips electrónicos de fabricación norteamericana para equipar sus teléfonos móviles, se ve así gravemente afectado y su propia existencia está en juego, según los expertos.

La medida anunciada el viernes por Pekín parece una respuesta a la ofensiva de la administración Trump contra Huawei. “Las empresas, organizaciones y particulares extranjeros que no respeten las normas del mercado, que se alejen del espíritu de un contrato, que impongan embargos o cesen de suministrar a empresas chinas por motivos no comerciales y dañen gravemente sus intereses y derechos legítimos serán colocados en una lista de entidades no fiables”, anunció el portavoz del ministerio chino de Comercio, Gao Feng.

La decisión de China de crear su propia lista negra parece destinada a presionar a empresas extranjeras para que mantengan relaciones comerciales con Huawei. El gigante estadounidense Google, cuyo sistema operativo Android es vital para los smartphones de Huawei, se halla entre las compañías que anunciaron que cumplirán con esa decisión del gobierno de Washington. “Algunas entidades extranjeras violaron las normas del mercado y el espíritu de los contratos, anulando suministros y tomando otras medidas discriminatorias contra compañías chinas, dañando sus intereses y derechos legítimos, y poniendo en peligro la seguridad nacional y los intereses nacionales”, afirmó Gao, según el rotativo estatal Global Times.

Dejá tu comentario