Brand Voice

Cerveza sustentable

Empresas cerveceras buscan reducir la huella ambiental por medio de la implementación de proyectos que contribuyan a mejorar su impacto social y medioambiental.

Todas las grandes industrias, al momento de producir, generan una enorme huella ambiental, y la industria cervecera no es la excepción. Es por eso que cervecerías de todo el mundo están trabajando en generar un entorno productivo más sustentable, basado en una economía circular.

En nuestro país, la empresa Cervepar, como integrante de la familia AB InBev, también asume este compromiso creando metas de sustentabilidad para el 2025, sobre todo en cuanto a cuatro ejes: Agricultura inteligente, Empaque circular, Protección del agua y Acción climática.

Es en este contexto de compromiso con el medioambiente que, en alianza con Koga y con el apoyo del Pacto Global, Cervepar lanzó Accelerator 100+. Esta iniciativa busca impulsar emprendimientos que solucionen desafíos relacionados a la cadena de valor de la compañía y que contribuyan a mejorar su impacto social y medioambiental.

Para Cervepar, Accelerator 100+, concurso de innovación abierta, incorpora la inteligencia colectiva en un proceso de cocreación de soluciones cuyo principal objetivo es reunir acciones de impacto positivo para construir un legado sostenible durante los próximos 100 años. Este concurso fue llevado a cabo durante los meses de octubre y noviembre de este año y la premiación fue realizada el 20 de noviembre pasado.

Merencena es el equipo ganador del concurso que presentó su proyecto frente al jurado y logró destacarse entre los seis finalistas preseleccionados de un total de 118 proyectos innovadores.

El proyecto ganador responde al desafío de reutilización de residuos. Se trata de un emprendimiento de industrialización de productos alternativos de consumo masivo, que realiza el upcycling (suprarreciclaje) del bagazo de cebada para transformarlo en alimentos y bebidas instantáneas, nutritivas, ricas en fibras y proteínas, fáciles de preparar y consumir. Responde a una necesidad real de generación de mayor volumen de alimentos, basada en el aprovechamiento de los residuos de las cervecerías a nivel mundial. “El modelo de negocio es expandible y replicable a todas las plantas cerveceras, por tanto, los beneficios de su ejecución pueden llegar a miles de personas en el mundo. Nuestro enfoque es la adopción del consumidor, aprovechando lo que él mismo elaboró con sus propias manos. Queremos dar a conocer las propiedades de este noble cereal (cebada) y sus ventajas alimenticias para ellos, logrando colateralmente un mejor aprovechamiento de los recursos y cuidando el medioambiente”, expresó Javier Gamarra, director de Merencena.

Dejá tu comentario