País

Cede crecida dejando áreas contaminadas

 

Un ambiente de absoluta contaminación debido a la gran cantidad de basuras y efluentes cloacales que flotan en los arroyos y canales existentes va afectando a numerosas familias de zonas ribereñas de Asunción a medida que cede la inundación. El nivel del río Paraguay en Asunción está en 7,26 m, bajó 4 cm.

Un olor nauseabundo despiden las materias en progresivo estado de descomposición y aguas negras que tornan insoportable la permanencia en esos lugares, contribuyendo a la proliferación de todo tipo de alimañas, que ponen en riesgo la salud de las personas.

Uno de estos puntos es el sector conocido como puente Pesoa, en el límite entre el barrio Sajonia y el Bañado Tacumbú, donde un registro cloacal totalmente trancado, supura un líquido viscoso a la superficie que se mezcla con la gran cantidad de desechos que flotan en el cauce del arroyo Mburica.

Asimismo, en la zona del barrio Santa Ana, similar panorama de polución se va presentando con el retroceso del nivel del río Paraguay, donde además otro efecto negativo es el pésimo estado en que queda el castigado empedrado de la calle Antequera.

Numerosas familias se pasan sacando de sus respectivos predios e incluso de las mismas piezas de sus viviendas los jugos de la cloaca que se filtraron en todo el tiempo en que esas zonas estuvieron afectadas por la crecida.

Desde la Dirección General de Gestión de Riesgos y Desastres de la Comuna capitalina informaron que a medida que retrocede la riada se van retirando los desperdicios que quedan en los diferentes barrios que estuvieron anegados durante varios meses.

Dejá tu comentario