Sucesos

Caso de otra víctima de RGD no se mueve desde hace más de un año

La denuncia contra el prestamista Ramón González Daher fue promovida por el abogado Armindo Vera Ferrer, quien manifestó que recibe amenazas del ex dirigente deportivo de Luque.

El abogado Armindo Vera Ferrer afirmó en contacto con ÚH que la denuncia que promovió contra el prestamista Ramón González Daher está paralizada en el Ministerio Público desde hace más de un año. El caso lo lleva la fiscala Soledad Machuca.

“Desde que realizamos la denuncia en la Fiscalía, hace más de un año, la carpeta no se movió. La Fiscalía no realizó ningún tipo de diligencia en la causa. En ese periodo, presentamos dos urgimientos y acercamos a la Fiscalía documentos, pero sigue paralizada la investigación”, reclamó el abogado Vera Ferrer.

“Hasta el momento no tenemos retorno por parte de la Fiscalía” , remarcó, además de presumir que “una nueva imputación para él (RGD) no le conviene en este momento”, ya que el ex dirigente deportivo está siendo procesado por evasión y lavado de dinero.

la causa. Vera Ferrer y su esposa Diana Rocío Pérez Escobar promovieron una denuncia contra RGD por los delitos de usura, evasión impositiva y lavado de dinero y alegaron que el ex dirigente deportivo y su hijo, Fernando González Karjallo, intentaron cobrar un cheque por terceros, estando presos en la Agrupación Especializada.

Ramón y su hijo ingresaron a prisión el 15 de noviembre del 2019 y cinco días después trataron de ejecutar un cheque de la empresa Digital Entertainment SA, firma perteneciente a los denunciantes.

Vera Ferrer explicó que “un ex socio comercial nuestro le había cedido (a RGD) dos pagarés nuestros de 50.000 dólares americanos por la compra de acciones de la empresa hoy víctima de usura”.

Además, resaltó que unos 33 cheques anticipados de su empresa quedaron en poder del dirigente deportivo. Uno de ellos fue el que se trató de cobrar, pero debido a que la firma dio una orden de no pago de ciertos números de cheques, se evitó el desembolso.

Vera Ferrer manifestó que RGD también le exigió que le entregue una factura de su empresa, por el monto del interés (G. 104.400.000), “en concepto de pago de honorarios profesionales, para poder burlar al control del sistema financiero ya que en ese tiempo ya estaba con problemas ante la SET (Subsecretaría de Estado de Tributación), y se encontraba bajo la lupa de Hacienda”.

En ese sentido, resaltó que “para justificar la salida de fondos de su cuenta, pues estaba muy controlado por la SET, y para cada descuento de cheques exigía se le entregue una factura legal para poder realizar los descuentos y disponer falsamente de facturas legales para evadir impuestos”.

amenazas. Vera Ferrer también relató que Ramón, estando en prisión, lo llamó por teléfono en reiteradas ocasiones para reclamarle su dinero y amenazarle por el cheque rebotado.

Con el mismo tenor le envió varios mensajes por WhatsApp. Los registros de las llamas y de los mensajes también fueron adjuntados a la denuncia ante la Fiscalía.

Dejá tu comentario