Política

Caso niñas del EPP impacta en las relaciones normales con Argentina

El vicecanciller interino, Marcelo Scappini, admite que se está en un “interregno complejo” con el vecino país que reclama intervenir para esclarecer la muerte de las nenas de nacionalidad argentina.

A un año del suceso en que las niñas de nacionalidad argentina Lilian Mariana Villalba y María Carmen Villalba, resultaron abatidas por efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en un campamento del grupo criminal, Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en Yby Yaú, Departamento de Concepción, el caso se ha convertido en un motivo de rispidez en las relaciones bilaterales con la Argentina.

El motivo: el Gobierno argentino reclama la falta de esclarecimiento del hecho y cuestiona la no aceptación por parte del Gobierno paraguayo de que miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense colaboren con la investigación de los hechos y realicen una autopsia de las niñas.

“Ellos piden que vengan a Paraguay integrantes de este Equipo. No tendríamos problemas que lo hicieran, pero este es un caso especial, por lo que debe ser alguien independiente”, dice el embajador Marcelo Scappini, viceministro interino de Relaciones Exteriores. Podría tratarse incluso de un especialista que provenga de un tercer país. “Estamos en eso, que no sea ninguna parte involucrada en lo sucedido”, sostiene.

Sin embargo, todo tiene que hacerse bajo la coordinación paraguaya, resalta. “Hay un principio que se llama soberanía jurisdiccional. Es lo que estamos reivindicando”, aclara, y plantea a propósito: “Imagínense que fuera al revés la situación. Que la Argentina nos permita realizar una serie de procedimientos en su territorio... porque eso es lo que nos plantean al ofrecer venir a exhumar los restos de las niñas y tomar muestras”, esto es algo que va más allá de la cooperación, “más allá de lo que creemos podemos dar”, afirma.

IDAS Y VUELTAS. Con respecto al caso ha habido muchas idas y vueltas, dice Scappini.

“No es que no se hizo nada, ofrecimos al Gobierno argentino que designe a personas expertas para que vengan al Paraguay a recibir información directa de los órganos jurisdiccionales, que incluye un pantallazo sobre la cuestión del EPP”, cuenta.

Un punto que considera relevante con relación al tema es el pedido formulado a las autoridades argentinas para que se les tomen muestras de ADN a la mujer que dice ser la madre de las niñas, para que se puedan completar los estudios sobre filiación.

Las nenas habían sido inscriptas en Clorinda y criadas en Puerto Rico, Misiones (Argentina), por sus parientes de la familia Villalba, a la que pertenecen algunos miembros del EPP. “Hemos pedido esas muestras de ADN por aproximadamente cinco canales diferentes y hasta hoy la Argentina no nos da”.

A lo largo de un año, insiste, se han intercambiado muchas notas con la Argentina. Fueron muchas idas y vueltas, “que realmente no contribuyeron a que la causa se esclarezca ni que la cuestión con la Argentina mejore con respecto al desgraciado episodio”, admite. En el interés de que se aclare lo ocurrido el 2 de setiembre de 2020 durante el operativo de la FTC contra el EPP, en que resultaron abatidas las dos personas menores de edad, el canciller Euclides Acevedo mantuvo en todo momento este tema en la agenda desarrollada las dos veces que fue a Buenos Aires a reunirse con su homólogo, Felipe Solá. “Y bueno..., esta semana nos encontramos con el comunicado publicado en la página oficial de la Cancillería argentina, el 2 de mayo, sobre las niñas. Estamos en un interregno complejo”, afirma.

Según Scappini, no obstante, se seguirá buscando una solución que satisfaga a las dos partes que buscan lo mismo: esclarecer cómo se produjo la muerte de las niñas Villalba. “No varía en nada la voluntad de Paraguay de seguir dialogando por los canales diplomáticos para empezar a encaminar algo, y dejar de lado la retórica hostil que, en el fondo, no contribuye a nada”, expresa.

En otro orden, el Gobierno Nacional seguirá insistiendo con la Argentina sobre la reapertura de los pasos fronterizos con Paraguay.

“Hay el temor de algunas autoridades provinciales argentinas de que a raíz del uso que los paraguayos damos del sistema sanitario argentino, vuelva a colapsar el sistema de salud”, dice el viceministro.

Lo que se plantea es implementar un proyecto piloto de reapertura gradual.


No tendríamos problema de que vengan los del Equipo Argentino de Antropología forense, pero debe ser alguien independiente.

Todo tiene que hacerse bajo la coordinación paraguaya. Reivindicamos el principio de la soberanía jurisdiccional.

Ofrecer venir a exhumar los restos de las niñas y tomar muestras es algo que va más allá de la cooperación. Marcelo Scappini, viceministro interino.

Dejá tu comentario