Política

Cartismo reculó y Bachi quedó solo en intención de destituir a Celeste

Pedro Alliana anunció que ya no apoyarán el pedido de pérdida de investidura para darle tranquilidad a la Cámara de Diputados. Varios cartistas decidieron no dar votos.

Sin fuerza quedó el diputado Basilio Bachi Núñez, líder de la bancada de Honor Colorado, en su intención de destituir a la diputada liberal Celeste Amarilla, por sus opiniones emitidas desde su banca.

Ya el miércoles en la sesión no tuvo los votos para definir en el día la expulsión y ayer, el mismo presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana, anunció en contacto con la 1020 AM que no apoyarán el pedido de pérdida de investidura y decidieron retirar el proyecto.

Alliana explicó que no tuvieron cuórum porque tres diputados estaban de viaje, y que ayer se reunieron en bancada y hablaron con su líder, Horacio Cartes, y decidieron no impulsar la destitución, alegando que no hay necesidad de llegar a extremos.

“Retiramos como movimiento, ya no vamos a acompañar el pedido de pérdida de investidura como bancada”, manifestó el legislador.

Alliana explicó que es necesario mirar para adelante, porque la Cámara de Diputados necesita tranquilidad y existen cosas más importantes, como el presupuesto que esperan sea modificado en el Senado, el estudio de nuevos créditos para la ANDE y para en censo, entre otras cosas.

Aclaró igualmente que siguen creyendo que existen méritos para sancionar a Amarilla, pero decidieron evaluar su actitud en los próximos días. Contó que habló con la diputada e incluso con sus colegas liberales, a quienes solicitó que conversen para que haya un cambio de comportamiento.

En tanto que Amarilla adelantó que seguirá hablando de lo que quiera.

Alliana respondió al senador Enrique Bacchetta, por haber dicho que solo Honor Colorado estaba detrás de destituir a Amarilla.

Según el diputado, esto no es verdad, ya que Colorado Añetete decidió en bancada apoya la expulsión, en una votación que quedó 15 contra 4, y que incluso Ángel Paniagua firmó el pedido.

No obstante, el diputado cartista Walter Harms dijo que muchos en Honor Colorado no apoyaron el pedido de Bachi por carecer de causal para una pérdida de investidura, pero que no hacen pública su posición.

Alliana también manifestó que no le tienen miedo al senador liberal Salyn Buzarquis, quien advirtió que si Amarilla perdía su banca, pasaría lo mismo con un senador cartista.

“No le tenemos miedo, a nosotros Salyn Buzarquis con la vaina no nos va a correr”, expresó Alliana.

El presidente de la Cámara Baja dijo además que conversará con el independiente Jorge Brítez, por sobrepasarse con sus actitudes.

Si Amarilla perdía su banca, iba a ser reemplazada por el concejal liberal de Asunción Augusto Wagner, aliado de los colorados, y cuya posición de no dejar la Junta Municipal es conocida, por lo que una segunda suplente, Guadalupe Aveiro, esposa del ex senador Víctor Bogado y ficha cartista, podría asumir el curul.

Alliana respondió que no tienen nada que ver con Wagner y que si él no asumía su banca era problema de su partido.

Reacción. Toda la oposición decidió unirse y denunciar un atropello a la Constitución Nacional, además de declararse en vigilia permanente para definir acciones, principalmente los 37 diputados opositores, lo que habría sido uno de los motivos por los que Honor Colorado decidió retroceder, ya que no existían causales para la expulsión, que se basó en los dichos de Amarilla sobre la reina Letizia y sus expresiones en redes sociales con algunos internautas, que calificaron de ofensivas.

Dejá tu comentario