Política

Canindeyú: Brasileños tienen más tierras que paraguayos

Un informe del Ministerio de Defensa al Senado revela que en Canindeyú los brasileños tienen más tierras que paraguayos.

El dato señala que 1.744 brasileños son propietarios de 249.000 hectáreas, frente a 1.523 paraguayos que tienen 200.000 hectáreas.

La superficie total del departamento es de 1.503.837 hectáreas, de las cuales 1.109.355 ha. están afectadas por la franja de seguridad fronteriza.

El informe fue enviado tras un pedido del senador Blas Llano a la secretaría de Estado y a la Dirección de Catastro, en relación al cumplimiento del artículo 6.º de la ley 2.532/05 "que establece la zona de seguridad fronteriza del Paraguay".

Además de los colonos brasileros, también 20 propietarios de tierras son de otras nacionalidades: uruguayos, ucranianos y alemanes, según el informe.

El inventario de tierras hecho por la Comisión Interinstitucional de Seguridad Fronteriza (Cizosef), en siete distritos de Canindeyú, revela el predominio de brasileños. Por ejemplo, en La Paloma, 237 son oriundos del vecino país y ocupan un total de 44.747 hectáreas. Los paraguayos son apenas 160, con 26.141 hectáreas.

LA NORMATIVA. Según la ley 2.532/05 en su artículo 1.º expresa que se establece como zona de seguridad fronteriza la franja de 50 kilómetros adyacentes a las líneas de frontera terrestre y fluvial del territorio nacional. En total la franja abarca 143.328 km2.

El informe saca a luz el incumplimiento de esta disposición por parte de los extranjeros, ya que, en su mayor parte, sus propiedades traspasan la línea establecida por el Estado como límite. Cabe aclarar que hay colonos brasileños que están el país hace más de 30 años, por lo que ley no les afecta por el arraigo que tienen. Solo apunta a los que adquirieron las tierras luego de promulgada la ley, en el 2005. El informe no discrimina los años que llevan los propietarios brasileños en el país.

Además de Canindeyú, también fueron inventariados parcialmente los departamentos de Presidente Hayes, Boquerón y Alto Paraná. En estos también se puede notar una importante cantidad de brasileños frente a los nacionales.

A pesar de las irregularidades a simple vista, la ley promulgada en el 2005 no prevé un castigo para los infractores de la normativa y tiene por única misión hacer saber de la delimitación correspondiente.

Además de la Comisión de Seguridad Fronteriza, no existe un órgano que vigile el cumplimiento de la ley. Por ello, el control es prácticamente nulo.

LENTO RELEVAMIENTO. La mencionada comisión comenzó a trabajar con los inventarios dos años después de la entrada en vigencia de la ley. Un total de 143.328 km2 son afectados por la franja de seguridad, de los cuales, 62.879 km2 (44 %) ya fueron inventariados y faltan 81.449 km2 (56 %).

LA INFLUENCIA DE COLONOS

Según la conclusión del informe arrimado al Senado por el Ministerio de Defensa, la influencia de la gran cantidad de brasileños en territorio paraguayo trajo consigo una transculturización.

Esta se da con mayor énfasis en los departamentos fronterizos con los países vecinos. La población paraguaya, en muchos casos, ya no habla el guaraní y prefieren el aprendizaje no solo del idioma portugués, sino también de la cultura brasileña.

arraigo. Otro punto abordado fue que la mayoría de los propietarios brasileños de las fincas en Paraguay viven en Brasil y solo tienen a capataces en las estancias.

La Comisión Interinstitucional de Seguridad Fronteriza (Cizosef) reveló el flujo de inmigrantes y vehículos de origen brasileño sin ningún tipo de control.

La presencia de latifundios "ociosos" en poder de ciudadanos paraguayos están orientados a la especulación, según el documento remitido al Congreso nacional.

La Cizosef no logra hasta ahora hacer un relevamiento de todos los departamentos.

Dejá tu comentario