Interior

Campaña de trigo en Itapúa tiene un buen acompañamiento climático

Las últimas caídas  lluvias, que ya totalizan unos 150 milímetros, fueron y son muy beneficiosas para todo el movimiento agrícola de la región, así como también para los campos ganaderos.

  • Narciso Meza
  • HOHENAU

La lluvia generalizada que cayó en los últimos días en la zona agrícola de Itapúa es bien recibida por los productores trigueros y de otros rubros vigentes en esta época, ya que los cultivos están en pleno desarrollo en estos momentos.

Las precipitaciones seguirán este sábado, según los pronósticos y las mismas favorecen a las plantitas del cereal, rubro cultivado en unas 200 mil hectáreas en esta temporada en el Departamento de Itapúa.

Además del trigo, rubros como maíz, soja, zafriña, sorgo y aquellos de la agricultura familiar están con buen desarrollo mediante el adecuado acompañamiento climático. Por eso las últimas lluvias que ya totalizan unos 150 milímetros son muy beneficiosas para todo el movimiento agrícola de la región, así como también para los campos ganaderos.

La sequía había afectado fuertemente a las zafras normales de maíz y soja, pero desde finales de enero último existe una buena secuencia de lluvias en la región, acompañando de manera óptima las zafriñas respectivas y el ciclo normal del trigo.

“Tenemos parcelas que están en pleno desarrollo vegetativo porque los cultivos se llevaron a cabo unas tres semanas atrás, de manera que estas precipitaciones están cayendo en un momento muy oportuno”, dijo Alfonso Guerreros, técnico especialista en trigo.

lluvias adecuadas. Señaló que no se avizoran lluvias grandes para los próximos tiempos, pero que habrá precipitaciones adecuadas para sostener la expectativa de llegar a redondear una buena campaña de trigo. Además, los rubros de las pequeñas fincas también están bien merced a las últimas lluvias.

En ese sentido, los agricultores minifundiarios esperan que no haya heladas muy grandes, para poder sortear el invierno sin sobresaltos y ver que su producción no sea dañada.

En cuanto al trigo, el frío es un aliciente para el rubro, en ese sentido, por lo que los agricultores esperan que el comportamiento climático sea de temperaturas bajas para ir favoreciendo a las parcelas de trigo que se están desarrollando.

Las bajas temperaturas ayudan al crecimiento de las plantitas y los productores inclusive esperan heladas que se encargarán de eliminar las plagas que normalmente atacan al cereal, aunque no se estima este fenómeno en las perspectivas climáticas inmediatas.

El trigo es un rubro de invierno, pero en muchas ocasiones la temporada no se presenta muy fría y entonces aparecen los ataques de plagas y existe dificultad para un buen desarrollo vegetativo de las plantitas.

“Estamos recibiendo con alegría y esperanza estas últimas lluvias porque favorecen enormemente a la producción del trigo, que está en etapa de desarrollo inicial, amén de beneficiar también a todos los rubros frutihortigranjeros”, dijo Alfonso Guerreros.

Dejá tu comentario