Mundo

Buses quemados y cacerolazos en nuevos disturbios en Chile

Al menos tres autobuses en llamas, enfrentamientos entre manifestantes y policías y cacerolazos ciudadanos se registran este sábado en Santiago de Chile, por la suba de precio del metro. El Gobierno anunció un plan para mitigar el impacto del aumento del boleto.

En varias comunas de la capital de Chile se puede escuchar el ruido de ollas a manera de protesta, mientras decenas de conductores hacen sonar las bocinas de sus autos a su paso por calles y avenidas de la ciudad.

Se trata del primer día de protesta ciudadana bajo el estado de emergencia que decretó el Gobierno esta madrugada como medida de contención de los disturbios violentos en que derivaron las manifestaciones contra el alza del precio del metro.

Esta medida prendió la mecha del descontento general de una parte de la sociedad chilena por la desigualdad registrada en el país.

Nota relacionada: Chile declara estado de emergencia en Santiago por violentas protestas

Después de que el presidente Sebastián Piñera decretase el estado de emergencia, los militares se desplegaron en varias zonas de la ciudad, que amaneció tranquila tras los graves incidentes del viernes, en los que grupos violentos protagonizaron barricadas, saqueos en comercios y la quema y destrozo de varias estaciones de metro, autobuses y mobiliario urbano.

Sin embargo, según transcurría la jornada del sábado, algunas decenas de personas se agrupaban en puntos neurálgicos de las protestas sociales, como la céntrica Plaza Italia o la comuna de Maipú (en el suroeste de la capital) para protestar cacerola en mano.

Unidades militares y policiales del cuerpo de Carabineros acudieron a contener las protestas, que derivaron en algunos enfrentamientos, principalmente en Plaza Italia.

También puede leer: 10 claves para entender el estado de emergencia de Santiago de Chile

Cerca de ese punto, el cuerpo de Bomberos reportó la quema de al menos tres unidades de autobuses urbanos, lo que provocó además una gran humareda que afecta a los edificios aledaños.

Piñera anuncia plan sobre tarifas del metro

Piñera también anunció este sábado la elaboración de un plan para mitigar el impacto de la subida del boleto de metro de Santiago en los sectores más vulnerables y "clase media necesitada".

"Estamos muy conscientes de que hay muchos chilenos que tienen muchas dificultades económicas. Estamos viviendo tiempos difíciles y por esa razón estamos elaborando un plan que nos va a permitir aliviar, mitigar el impacto que el alza en el precio del pasaje del metro ha tenido y va tener en los sectores más vulnerables y en la clase media necesitada", dijo Piñera a la prensa.

El mandatario hizo estas declaraciones tras presidir una reunión de coordinación política y otra de seguridad con varios miembros de su gabinete y con el designado jefe de la Defensa Nacional, el general de división Javier Iturriaga del Campo, para abordar la situación que vive la capital chilena por los disturbios violentos en los que derivó la inconformidad por el alza del metro.

Lea también: Disturbios en Santiago de Chile dejan 308 detenidos y 167 personas heridas

"Como Gobierno tenemos muy claro, y yo como presidente también, que nuestra principal responsabilidad y deber es resguardar el orden público, asegurar la tranquilidad ciudadana y defender el estado de derecho", dijo Piñera para explicar por qué esta madrugada declaró el estado de emergencia en la capital chilena.

"Esto va a permitir que las Fuerzas Armadas, en colaboración con las fuerzas de orden, restablezcan la seguridad ciudadana, el orden público y eviten e impidan que estos daños sigan ocurriendo", agregó el mandatario.

Inicio de protestas

El domingo pasado el Metro de Santiago, una empresa privada en cuya propiedad participa el Estado chileno, aumentó en 30 pesos el precio del tique en hora punta, hasta situarse en 830 pesos (unos USD 1,2).

En protesta por la subida de los boletos, cientos de ciudadanos, en especial estudiantes de secundaria y universitarios, iniciaron el pasado lunes entradas masivas al suburbano y levantaron las mamparas de cobro para que los pasajeros ingresasen a los andenes sin pagar.

Para contener los brotes de protestas, el Gobierno chileno invocó a ley de seguridad del Estado, una legislación que regula los delitos contra la seguridad interior del país y que endurece las penas para aquellos que resulten culpables de los desórdenes y disturbios.

El primer reporte oficial cifró en 308 los detenidos y 167 personas heridas, de las que 11 son civiles y el resto agentes de Carabineros, cinco de ellos en estado de gravedad. Asimismo, 41 de las casi 140 estaciones del Metro de Santiago y 16 autobuses urbanos fueron quemados o siniestrados.

Fuente: EFE.

Temas

Dejá tu comentario