Sucesos

Buscan a sicario, pero no hay pistas de mandante de crimen de periodista

El que disparó a Humberto Coronel fue identificado y sigue prófugo. Ayer se realizaron unos 20 allanamientos buscándolo. A pesar de contar con antecedentes por homicidio, seguía libre.

La Policía brindó ayer el nombre de Mauricio Miguel Recalde Argüello como el supuesto sicario que acabó con la vida del periodista Humberto Coronel, en Pedro Juan Caballero.

El hombre fue identificado a través de análisis que se realizaron de las cámaras de seguridad que captaron el hecho de sicariato, que sucedió frente al local de radio Amambay.

Se registraron más de veinte allanamientos buscando al que consideran asesino a sueldo, pero no fue hallado.

Se habría filtrado la información de la intervención y el hombre habría logrado huir al Brasil.

En uno de los procedimientos realizados, se detuvo a su pareja, Vanesa Almeida Santos, de quien se sospecha fue la que lo ayudó a huir, trasladándolo hasta Ponta Porá.

Los procedimientos estuvieron encabezados por el fiscal Pablo Zárate, que trabaja en el caso junto a sus colegas María Irene Álvarez y Sandra Díaz.

Los investigadores afirman que por el momento están abocados a la detención del supuesto autor material y que luego se concentrarán en identificar al mandante.

VENGANZA. La hipótesis que cobra mayor fuerza es que el asesinato tendría relación con el crimen del ex intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo, cuya familia es muy allegada al periodista asesinado.

Coronel y su compañero Gustavo Báez recibieron una amenaza anónima a través de un cartel que fue dejado en las inmediaciones de la radio.

En el mismo le advertían que se callen la boca, por lo que realizaron la denuncia en la comisaría y en el Ministerio Público.

Se les brindó custodia policial, pero Humberto no habría aceptado el acompañamiento de los agentes, según refirieron fuentes del procedimiento.

El supuesto sicario, que está siendo buscado, tiene varios antecedentes por hechos de homicidio.

Uno de los hechos por los que fue detenido fue por el asesinato del médico José Centurión, que fue muerto cuando estaba por abordar su camioneta para ir a su trabajo. Sucedió en mayo de 2019, pero, llamativamente, obtuvo de vuelta su libertad. Sus familiares afirman que no le encontraron pruebas.


Disculpas
La fiscala Katia Uemura, que estuvo a cargo del proceso, pero fue apartada por haber declarado que el periodista “no podría estar regalándose” si estaba amenazado, emitió un comunicado donde pidió disculpas por sus dichos. En Cámara de Diputados solicitaron su destitución.

Dejá tu comentario