Mundo

Brasil y Argentina sueñan con la idea de tener una moneda común

El ministro de Hacienda de Argentina confirmó que la idea de lograr la moneda única a futuro es compartida por ambos países y que fue abordada junto con su par brasileño.

Los gobiernos de Brasil y Argentina lanzaron la idea de avanzar hacia una moneda común, bautizada por el momento como “peso real“, un proyecto de largo plazo en el que el Banco Central de Brasil negó estar trabajando de momento.

“El primer paso para el sueño de una moneda única ha sido dado. Como ocurrió con el euro en el pasado, puede ocurrir con el peso real aquí“, declaró este viernes el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, confirmó que la idea de lograr la moneda única a futuro es compartida por ambos países y que fue abordada junto con su par brasileño, Pablo Guedes.

Después de las declaraciones de Bolsonaro, el Banco Central de Brasil lanzó un balde de agua fría al sostener en un comunicado que “no tiene proyectos o estudios en curso para una unión monetaria con Argentina. Hay solamente, como es natural en la relación entre aliados, diálogos sobre la estabilidad macroeconómica, así como debates acerca de la reducción de riesgos y vulnerabilidades y fortalecimiento institucional”.

La idea de la moneda única, que ya fue lanzada a finales de los 90 para el Mercosur pero nunca concretada, fue citada el jueves en el marco de la primera visita oficial de Bolsonaro a Buenos Aires, donde permaneció casi 24 horas.

Para concretarse, el proyecto exige además la aprobación de los parlamentos de ambos países y la creación de un Banco Central supranacional.

“Un proyecto tan ambicioso debe ser debatido en ambos países y no tiene un plazo. Llevaría mucho tiempo porque antes hay que dar muchísimos pasos, pero el primero, que es converger en la necesidad de embarcarse en esto, ya ha sido dado“, agregó el ministro argentino.

Los dos mayores socios del Mercosur están “expuestos a los mismos shocks externos, dependemos mucho de nuestras exportaciones de commodities y nuestras monedas se mueven con una correlación ante los eventos internacionales. Tener más estabilidad llevaría a más comercio, a más crecimiento y a bajar la inflación“, argumentó.

Dejá tu comentario