Economía

Bicameral aprueba compra de CDA y bonos con fondos de Caja Fiscal

La comisión legislativa dio su visto bueno para que el Fisco pueda invertir los recursos jubilatorios en instrumentos financieros. Una propuesta similar había hecho fracasar a la ley de pensiones.

La Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso Nacional decidió dictaminar a favor de que los excedentes de la Caja Fiscal puedan ser utilizados por el Ministerio de Hacienda para la compra de bonos de organismos multilaterales AAA o certificados de depósitos de ahorro (CDA) en bancos nacionales AA.

Esta autorización está contemplada en el artículo 136 del proyecto de ley de Presupuesto General de la Nación (PGN) 2019, que debe ser analizada por la Cámara de Diputados antes del 15 de este mes.

Una propuesta similar había sido objeto de duras críticas por parte de gremios de trabajadores y jubilados, lo que finalmente, junto a cuestionamientos por atribuciones y modificaciones paramétricas, empujó al Parlamento a rechazar la ley de jubilaciones y pensiones.

En ese sentido, y ante la falta de un ente regulador del sistema previsional, el artículo 136 del PGN 2019 establece que será el Ministerio de Hacienda el que, además de decidir en qué instrumentos invertir los recursos jubilatorios, se encargará de reglamentar las normas y procedimientos para las adquisiciones y los cobros de intereses por dichas inversiones.

Situación financiera. De acuerdo con los datos de Hacienda, la Caja Fiscal tiene actualmente reservas por G. 4,2 billones (USD 706,5 millones al cambio actual).

Sin embargo, desde la cartera económica ya adelantaron que la intención no es invertir el 100% de los excedentes, sino ir haciéndolo de manera gradual. En lo que va del año, de un total presupuestado de G. 620.000 millones, la previsional estatal ya invirtió unos G. 200.000 millones, aunque el actual PGN solo autoriza inversiones en bonos de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) o en títulos del Tesoro (ver la infografía).

Hacienda basa este pedido en la necesidad de diversificar las inversiones para garantizar la sostenibilidad de los recursos jubilatorios, ya que si bien en la actualidad el sector contributivo civil registra un superávit, el no civil tuvo un déficit de G. 4,7 billones en los últimos 10 años, monto que fue cubierto con los recursos del Tesoro (impuestos).

Según un estudio hecho por Hacienda a mediados de año, de no haber ajustes en los parámetros vigentes, las reservas de la Caja Fiscal podrían agotarse en el 2032.

Audiencia. La Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Diputados tiene previsto reunirse este miércoles, a las 8.00, para analizar el proyecto de ley de PGN 2019 y emitir un dictamen.

Además de aprobar la utilización de los fondos jubilatorios en bonos y CDA, la Bicameral de Presupuesto dictaminó por respetar los montos globales de la propuesta remitida por el Ejecutivo y no modificar el déficit fiscal establecido en el 1,5% del PIB.

Además, decidió rechazar los aumentos salariales pedidos por varias instituciones y gremios de funcionarios, quienes solicitaban reajustes de entre 10% y 27%; reprogramar G. 256.500 millones (USD 42,7 millones) que estaban asignados a rubros superfluos para destinarlos principalmente a salud y educación; y aceptó la emisión de bonos planteada por el Ejecutivo (USD 600 millones).

Finalmente, la Bicameral resolvió mantener el aumento salarial del 13% para docentes; otorgar recursos para el pago de deuda por medicamentos del Ministerio de Salud Pública; y se contemplaron los fondos para la estructura programática de los nuevos ministerios.

Tras el dictamen de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, la Cámara de Diputados tiene hasta el 15 de noviembre para darle tratamiento al PGN 2019.

El proyecto pasa luego al Senado, instancia parlamentaria que tiene hasta el 30 de noviembre para sancionarlo y posteriormente remitir el documento a Presidencia para su promulgación.

En caso de que el Senado lo apruebe con modificaciones, la propuesta deberá volver a Diputados.

Dejá tu comentario