Arte y Espectáculos

Berta Rojas, entre el sonido y el silencio

 

“El nombre hace referencia a dos pioneras de la guitarra clásica, quienes gracias a una trayectoria musical construida con honestidad y pasión, nos han dejado un legado inmenso”, explica la guitarrista paraguaya Berta Rojas, al referirse a Legado, su nuevo material discográfico que presentó hace unos días en Asunción. En el disco, rinde tributo a la argentina María Luisa Anido (1907-1996) y a la francesa Ida Presti (1924-1967).

“Ambas compusieron, arreglaron, transcribieron e inspiraron a compositores a escribir para ellas”, comenta Berta, quien al principio, desconocía a las dos mujeres, hasta que Candice Mowbray, una académica, profesora e intérprete norteamericana, compartió con ella su investigación sobre Ida Presti. Es así como luego de escuchar sus creaciones ahondó en su historia. “Me enamoré de su música y sentí que podía hon-rarla”, señala.

En el caso de Anido, llamó la atención de Rojas que la mayoría de sus creaciones estaban inspiradas en melodías y lenguajes folclóricos de América del Sur. “Sus composiciones gozan de una expresividad concreta. Ella va directamente al núcleo de una idea, y su música es poderosa por ser sencilla y directa”, detalla.

“Hoy vemos como algo normal que en el mundo de la guitarra las mujeres sean parte. Pero ambas abrieron camino para que esta presencia hoy sea tan efervescente y cada vez más creciente”, destaca la concertista, que hace llegar ese tributo a través de la interpretación de 12 temas, entre composiciones de las propias homenajeadas y otras inspiradas en ellas.

GUITARRA. El miércoles 25 de mayo no solo será recordado por Berta como un día especial por el lanzamiento de Legado, sino también por ser la fecha en la que recibió la noticia de la aparición de su tan preciada guitarra que había sido robada hace unos meses. Una persona la había comprado y al averiguar sobre el instrumento se percató de su historia. Creó entonces un perfil falso en las redes sociales para preservar su identidad y contactó con el equipo de la concertista para hacerle llegar La Rojita, como la llama ella. “La pesadilla terminó”, tituló Rojas en sus redes sociales al anunciar la aparición de la guitarra. “No tengo palabras para expresar la emoción de saber que La Rojita no quiso estar ausente en el lanzamiento del disco que grabó y que vuelve a casa pronto, para seguir viviendo aventuras juntas”, escribió en el texto en el que detalló sobre el hallazgo y agradeció a todos por el apoyo.

MÚSICA. En el sendero de la música, Berta señala que hay dos importantes elementos que también son esenciales en la vida: el sonido y el silencio. “Es muy interesante lo que sucede con los chicos que hacen música, si son buenos músicos, es porque saben escuchar y han aprendido lo valioso que es el silencio. Son claves para la vida misma. Hablar cuando tengo algo para decir, escuchar cuando es el turno del otro de expresar su sentir”, manifiesta.

En ese sentido, alude a la unidad, al “poder acompañarnos, sumar nuestras voces a un todo, como lo sabe hacer una orquesta. Mirá si construyéramos todos, aportando aunque sea una línea a la belleza de la vida”, augura al tiempo de señalar una dirección. “La música parece mostrarnos un camino que como humanidad no sé si recordamos con frecuencia. Para encontrarnos, entendernos, resonar con el otro en este mundo cada vez más polarizado”, considera.

Una polarización que también se siente en el país de cara a nuevas elecciones presidenciales, en las que Berta considera elemental la participación. “La clave es el compromiso ciudadano que se expresa con la herramienta más contundente que tenemos en democracia: nuestro voto informado, con conciencia de que hay un futuro posible, sin fanatismos, sin colores, con coraje y vocación de cambio. Ojalá los jóvenes hagan oír sus voces, en ellos creo que está la clave”, sostiene.

LEGADO. Cuando el asunto es el propio futuro legado, la guitarrista que cuenta con una de las carreras más importantes en la música, que la ubica como una de las artistas paraguayas más exitosas, se enfoca en el presente. “Es tanto lo que tenemos para hacer que el desafío es seguir creando”, manifiesta, al agregar que “el tiempo dirá si tengo la fortuna de que quede una siembra positiva de mi paso por la vida”. En ese sentido, su tan característico compromiso resuena al señalar: “Le pongo mi mejor energía y toda mi entrega”.

En una semana especial en la que lanzó su nuevo álbum y encontró su preciada guitarra que le había sido robada, la guitarrista conversó con ÚH sobre la música, el compromiso y el legado.

La música parece mostrarnos un camino que como humanidad no sé si recordamos con frecuencia. Berta Rojas, guitarrista.

Dejá tu comentario