Sociales

Bernardou, diario de cuarentena desde Alemania

 

Tamara Celano

El diseñador paraguayo Fernando Bernardou, reside en el estado de Sachsen, Alemania. La vida para él y los habitantes de su ciudad Torgau, cambió completamente tras la pandemia del Covid-19. En el aislamiento, el creador de la marca Nardou Couture pone en perspectiva su área en este tiempo y es determinante. “En momentos como estos, en lo último en lo que la gente piensa es en ropa. Hay prioridades muchísimo más importantes y así lo pienso”, enfatiza.

En cuarentena, Fernando vuelca su creatividad en la jardinería. Pasa sus días brindándole dedicación a sus plantas como un medio de dispersión. “Nosotros estamos bien, somos bendecidos ya que tenemos una casa grande con un gran jardín que me ayuda a sobrellevar esta incertidumbre”, señalaEn cuanto a sus planes para lo que queda del año, incluidos viajes refiere que es partidario de que es necesario permanecer prudentes. “El mundo entero se vio afectado de una manera que ni en la peor de las pesadillas imaginaríamos que sucedería”, recalca. En cuanto a su marca refiere que se encuentra en espera. “Lo positivo es que nuestra campaña publicitaria para este año está terminada hace tiempo y eso si podremos mostrar sin problema, dentro de poco cuando se normalice más aquí. El resto está en veremos y obviamente respetando las reglas para que todo vaya mejorando”, expresa. Desde el exterior, el modisto sigue el proceso que se desarrolla en Paraguay y destaca las medidas tomadas a tiempo. “Es algo que rescato de nuestro gobierno y de la población que está acatando las reglas y me imagino que no será fácil pero mi familia me comenta y la verdad hicieron la tarea mucho mejor que aquí”, señala. Conforme a su experiencia concluye que indiscutiblemente en Europa se reaccionó algo tarde. “Y pasó lo qué pasó desgraciadamente. Me llena de mucho orgullo ver a Paraguay en el mapa mundial del Covid-19 como uno de los países con menos infectados y eso es un gran logro de todos los paraguayos y merece que se reconozca”, acota.En Alemania, señala, hay pocos casos, “gracias a Dios”, comenta y agrega que con poco más de 160.000 infectados y alrededor de 6.300 muertos, los números son buenos atendiendo a su población. “En Alemania la cuarentena fue un poco más relajada, ya que siempre se permitió hacer deporte y salir solo acompañado de una persona, dos en total. Obviamente respetando los 1,5 metros de distancia obligatorios”, comparte.En cuanto a los talleres que volcaron su producción a realizar tapabocas Fernando cuenta que en su caso el acceso a su atelier no es posible, ya que se encuentra en Belgrado, Serbia y actualmente la frontera está cerrada. “Tampoco me interesó mucho. Aquí el gobierno cuenta con los tapabocas para la población y es a un precio muy accesible y me parece correcto”, explica. en espera. Las medidas para evitar la expansión del coronavirus lo encontraron en medio de los preparativos de su segundo desfile en Alemania. El desfile se encuentra en la nebulosa, así como otros eventos, que fueron cancelados hasta finales de agosto. “El desfile era para el mes de octubre pero como siguen las cosas es mejor suspenderlo, ya que, toda la situación está tensa y no hay una regla clara después de agosto”, señala. En la cita de la moda el diseñador iba a celebrar los 6 años de su marca Nardou Couture, con un recorrido de sus colecciones que incluiría los 50 vestidos más emblemáticos de su historia, con la misma cantidad de modelos en pasarela. También fue invitado a presentar su colección en el New York Fashion Week, que debía realizarse en setiembre de este año.

Fernando Bernardou, diseñador paraguayo al frente de Nardou Couture comparte su experiencia en aislamiento y sus consideraciones sobre la moda.

En momentos como estos, en lo último en lo que la gente piensa es en ropa. Hay prioridades muchísimo más importantes y así lo pienso.

Me llena de mucho orgullo ver a Paraguay, en el mapa mundial del Covid-19, como uno de los países con menos infectados y eso es un gran logro de todos los paraguayos y merece que se reconozca.

Dejá tu comentario