25 may. 2024

ballenas

Unas 160 ballenas piloto (Globicephala melas) quedaron varadas en una remota playa de la localidad de Dunsborough, en el suroeste de Australia, de las cuales al menos 26 han muerto.
Unas 240 ballenas murieron tras quedarse atrapadas en una playa en las remotas islas Chatham, a unos 840 kilómetros de la Isla Sur en Nueva Zelanda, en el segundo varamiento de cetáceos en menos de una semana y que dejaron casi medio millar de animales muertos, confirmaron este martes fuentes oficiales.
Tras un varamiento masivo que se registró, cerca de 200 ballenas murieron en la región de Tasmania, Australia, mientras que 35 fueron rescatadas con vida.
Varias ballenas murieron al quedar embarrancadas en una playa de Nueva Zelanda, conocida por ser una trampa mortal para estos cetáceos, indicaron autoridades.
Una ballena, un rorcual común de 19 metros y una quincena de toneladas, encalló en el puerto de Calais, en el norte de Francia, después de haberse lesionado, un fenómeno raro en el litoral, constató el domingo la agencia AFP.
Un estudio genético realizado en el Pacífico de Panamá por investigadores del Smithsonian y del Servicio Geológico de los Estados Unidos da luces para la protección del tiburón ballena, un animal en peligro de extinción.