País

Bajo lupa caso sospechoso de sarampión

 

Alerta encendida. Un menor de un año presentó síntomas que hacen sospechar un cuadro de sarampión. La muestra fue enviada a EEUU para realizar la secuenciación.

Sin embargo, se cree que podría ser una reacción del organismo del niño, ya que al menor le habían aplicado hace dos semanas aproximadamente el biológico contra el sarampión, según estiman desde Vigilancia de la Salud.

Ante la aparición del caso, el doctor Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud, mencionó que se realizó la visita a la casa del niño, donde se verificó si la familia está vacunada contra la enfermedad.

También se realizó el rastrillaje en el barrio y se procedió a inmunizar a quienes no tenían el biológico.

El titular de Vigilancia de la Salud señaló que la antisarampionosa es una vacuna triple viral que contiene virus vivos.

Agregó que en muy raras ocasiones puede generar síntomas similares al sarampión. Sin embargo, no tiene el mismo nivel de contagio que el virus en su estado natural.

“Creemos que es un virus vacunal. Lo bueno es que el sistema está funcionando, los médicos sospechan de sarampión, notifican y activan las acciones de respuesta. Esto nos ayuda a estar atentos y a colocar este tema en la agenda”, resaltó Sequera.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa. En ocasiones llega a ser grave. Es causada por un virus.

Entre los síntomas se cuentan la fiebre alta, manchas en la piel, tos y conjuntivitis.

Entre las complicaciones pueden aparecer neumonía en uno de cada 20 niños, encefalitis en uno de cada 1.000 niños.

También podría aparecer panencefalitis esclerosante 0,1%, y de uno a dos entre cada 1.000 niños podrían fallecer.

Entre los grupos en riesgo para un caso grave se encuentran los niños menores de cinco años, las personas inmunocomprometidas y los desnutridos.

El sarampión se transmite por contacto directo entre las personas y por el aire. El virus puede permanecer en el ambiente por un lapso de hasta 2 horas. La probabilidad de contagio es elevada, del 90% en personas no vacunadas. Se contagia 4 días antes de la aparición del exantema y hasta 4 días después.

Desde 1998 Paraguay no registran casos autóctonos de la enfermedad. Sequera expresó su preocupación por los bajos niveles de vacunación. Sobre todo por la presencia de casos de sarampión en la región.

Dejá tu comentario