Economía

Aumenta el consuno local de naftas frente al gasoil

 

El negocio de los combustibles (nafta y gasoil) del mercado local superó los 3.050 millones de litros durante el 2019, según los registros estadísticos oficiales de la Dirección de Combustibles del Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

Las cifras dan cuenta de un buen volumen pese a que el año pasado se registró efectivamente una caída del consumo y, por ende de las ventas. Esto obligó a los distintos emblemas a realizar promociones de venta con reducción de precios los fines de semana, como estrategia para elevar la comercialización.

Los datos estadísticos también confirman la tendencia de crecimiento del mercado de las naftas respecto al diesel. Años atrás, la relación de consumo llegó a ser de 80 por ciento de gasoil y 20 por ciento de naftas.

El año pasado de los 3.050 millones de litros vendidos, la participación de los diferentes tipos de naftas comercializadas fue del 42,5% (1.297 millones de litros). En este porcentaje está incluida la venta del alcohol carburante de mezcla obligatoria. El gasoil se mantuvo en el puesto número uno de ventas con más de 1.753 millones de litros (57,47%).

En cuanto a la preferencia entre los distintos tipos de nafta por parte de los automovilistas, gana por lejos la nafta intermedia (90-92 octanos), seguida de la nafta común de 85-88 octanos y en tercer lugar la nafta súper de 95-96 octanos.

Todos los mencionados tipos de gasolina llevan mezcla de alcohol carburante en un 25%. La nafta de 97 para arriba sin alcohol registro una venta de solo 1.690.000 litros.

COMÚN. La situación es radicalmente diferente en el caso de los dos tipos de diesel que se comercializaron el año pasado en el país que el son el Tipo I (Premium) y el Tipo III o común.

En este orden, el gasoil común, con 1.489 millones de litros quedó a una abrumadora distancia en ventas respecto al Premium, que fue de poco más de 263 millones de litros.

OTROS. En cuanto a otros tipos de combustibles comercializados durante el 2019, se encuentra el kerosene que fue solo de cinco mil litros, el fueloil que orilló los seis millones de litros, el tipo E-85 (de mezcla de 85% de etanol y 15% de nafta) que superó los nueve millones seiscientos mil litros, el JET A1 que es combustible de aviación que superó los 78 millones de litros y el denominado nafta de aviación, que tuvo una venta de cuatro millones y medio de litros.

A nivel local se incentivó el uso de las naftas por ser menos contaminantes que el gasoil. Además las concesionarias priorizaron la fabricación de vehículos movidos a naftas.

Dejá tu comentario