22 jun. 2024

Auge de los drones: Posibilidades y retos sobre sus formas de uso

En los últimos años los drones han ganado protagonismo con multitud de aplicaciones prácticas. Al mismo tiempo surgen dudas y problemas ligados a su uso generalizado.

dron drones_Battle drone presentation in Kharkiv_42682502.jpg

Desde las alas fabricadas por Ícaro para imitar el vuelo de los pájaros en la mitología griega, a los cohetes espaciales que nos acercan a las estrellas, volar ha sido una de las mayores aspiraciones humanas. Para conseguirlo se fabricaron máquinas voladoras con un humano a bordo, a los mandos de la aeronave.

Fue el paso previo a que las máquinas se liberasen del piloto y volasen por su cuenta, aunque todavía controladas por un humano desde tierra. Esta emancipación ha configurado el desarrollo de lo que genéricamente llamamos drones, que en los últimos años han ganado protagonismo con multitud de aplicaciones prácticas.

Al mismo tiempo surgen dudas y problemas ligados a su uso generalizado para diferentes aplicaciones a nivel mundial.

QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE

Un vehículo aéreo no tripulado (dron) es una aeronave sin tripulación, capaz de mantener de manera autónoma un nivel de vuelo controlado y sostenido. El sistema se compone del aparato volador equipado con una cámara y un control en tierra desde el que un piloto comanda el vuelo de la máquina.

Sus usos son amplios en áreas muy diversas. Su versatilidad y facilidad para desplazarse en terrenos irregulares los hace ideales en diferentes operaciones, desde misiones de rescate a localizaciones arqueológicas o supervisión de obras de infraestructuras.

Además, su autonomía, economía de costes y potencia los convierte en un instrumento imprescindible para la seguridad pública o incluso como arma de defensa.

Una de las aplicaciones que pueden imponerse en los próximos años es el uso de drones para el reparto de paquetería. Grandes empresas del sector, así como pequeños comerciantes y restaurantes, planean beneficiarse de un servicio que evitaría los atascos de tráfico y garantizaría la puntualidad en la entrega de repartos.

De gran utilidad sería también el envío de ayuda humanitaria en forma de alimentos o medicinas a zonas castigadas por catástrofes naturales o incluso conflictos bélicos. Territorios a los que los drones podrían acceder de manera más fácil y eficaz que otros sistemas de transporte.

TRABAJOS PELIGROSOS

Los drones equipados con cámaras son un instrumento eficaz para la seguridad vial, el control y prevención de incendios forestales, la identificación de vehículos, la vigilancia de zonas agrícolas o de naves industriales y la búsqueda, protección y rescate de personas. Además, los drones pueden ser usados de manera privada para proteger y vigilar hogares o instalaciones de empresas.

Precisamente la facilidad de acceso de las aeronaves no tripuladas, las convierte en el candidato perfecto para realizar las operaciones que los humanos no quieren hacer por su peligrosidad.

En este sentido, se puede citar la limpieza o localización de vertidos químicos o la asistencia en las operaciones tras un accidente nuclear.

Todas las aplicaciones anteriormente mencionadas tienen un componente civil y sus usos redundan positivamente en la vida de los ciudadanos. Al mismo tiempo los drones se erigen como una eficaz arma de guerra y destrucción. Como se ha visto en la guerra de Ucrania, los drones son un instrumento decisivo para desequilibrar los campos de batalla, acabar con infraestructuras del enemigo y de gran ayuda para la inteligencia militar.

AIRE, MAR Y TIERRA

Aunque siempre que hablamos de vehículos no tripulados, pensamos en los drones voladores, los hay también marinos y terrestres. En el caso de los drones acuáticos existen dos tipos: Los que operan en la superficie y los que navegan bajo el agua.

Mientras los primeros pueden ser utilizados en rescates y operaciones de salvamento, los segundos pueden alcanzar ciertas profundidades y ser muy útiles en la reparación de instalaciones bajo el agua y en tareas de investigación submarina.

Los drones terrestres basan su diseño en la adaptación de su mecánica a las características del terreno en el que operan, en este caso la superficie de la Tierra. Aunque no solo como ha demostrado la NASA en su exploración de Marte con vehículos autónomos (conocidos como rovers), han facilitado una imagen inédita y cercana de la superficie del planeta rojo.

DUDAS SOBRE SUS APLICACIONES

Pero el desarrollo e implantación generalizada del uso de los drones plantea dudas de seguridad y éticas. El problema de la seguridad está relacionado con su utilización fraudulenta en acciones delictivas, que pueden tener su derivada más letal en acciones terroristas o criminales.

Por otra parte, los ciudadanos se enfrentan a la amenaza a su privacidad. Ataques a la intimidad de las personas que pueden llegar del uso indiscriminado de estos aparatos sin el control o la regulación legal suficiente.

Además, el vuelo de un número cada día mayor de drones sobre el cielo de ciudades, representa un problema para la seguridad de sus pobladores y exige una férrea normativa que evite accidentes indeseados.

Pero quizás el escenario más terrorífico sea su aplicación en el campo militar. Un uso que nos lleva a mundos distópicos, donde vehículos no tripulados alcanzan la autonomía suficiente para convertirse en soldados con capacidad para tomar sus propias decisiones.

Las tropas de alta eficiencia capaces de decidir sobre la vida y la muerte sin intervención humana y a un coste moral y económico para los estados mucho más bajo que la vida de soldados humanos.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.