Interior

Audios revelan enojo de aliados y desgastan mayoría en Junta del Este

Contratos de cupos de concejales en RRHH no fueron renovados por Prieto. Una de las afectadas es la concejala María Portillo, quien en un comunicado niega que la voz sea suya.

El manejo prebendario del recurso humano de la Municipalidad de Ciudad del Este parece no tener fin. Varios audios empezaron a recorrer las diferentes redes sociales desde el pasado fin de semana y en ellos se escucha el malestar de la concejala María Portillo, del Partido Liberal, hermana del diputado Carlos Portillo, contra el intendente Miguel Prieto, por echar a todos sus recomendados de la Comuna.

Dijo que está a punto de darle “una patada” y que si no lo hace es porque Prieto tiene “el apoyo del pueblo” y que no quiere aparecer como opositora a su gestión. En otro audio menciona que tiene pendiente una conversación con su hermano, el diputado Portillo; el concejal Javier Bernal y su madre, la senadora Zulma Gómez, para establecer a cuál de sus “amigos” dar adjudicaciones de obra.

Igualmente circularon capturas de pantalla de conversaciones de un grupo interno de WhatsApp denominado Liberales Alto Paraná, donde hay reclamos mutuos mencionando por ejemplo que presidentes de comités tienen más poder para lograr contratos que los mismos concejales (María Portillo y Teodoro Mercado), cuyos votos dan mayoría actualmente a Prieto en la Junta Municipal.

ALIADOS. Recordemos que Celso Kelembu Miranda y la concejala Lilian González de Aguinagalde formaron parte de la oposición y permitieron sumar los votos necesarios para aprobar en la legislatura comunal el pedido de intervención de la administración de Sandra McLeod de Zacarías, hecho que finalmente terminó con su destitución, dando paso a nuevas elecciones municipales donde resultó electo Prieto como sucesor. Ambos, posteriormente, pasaron a formar parte de la bancada zacarista, e iniciaron una férrea oposición a Prieto, trabando literalmente todo en la Junta Municipal. Si bien a mediados del año pasado Prieto logró por un tiempo recuperar el apoyo de Kelembu, para diciembre aquel volvió a la vereda de enfrente, desde donde inició una guerra contra el intendente, tanto desde la Junta, a través de las redes sociales y con denuncias en la Fiscalía.

Esta situación hizo que Prieto cambie de estrategia y empiece a dialogar con otros concejales colorados. Así logró sumar los votos de Nery Chávez y Juan Ángel Núñez, lo que permitió destrabar la adjudicación de obras emblemáticas como la Costanera del Lago Acaray, la fábrica de asfalto y la merienda escolar, además de un paquete de 55 empedrados.

Es por ello que perder el apoyo de María Portillo haría que Prieto pierda control en la legislatura comunal y todo podría trabarse nuevamente.

NEGACIÓN. La concejala María Portillo salió al paso de las grabaciones, si bien su voz es muy conocida y difícil de confundir, como así lo es la voz de su hermano Carlos, la edil asegura que no es ella. Asegura que los audios “fueron fabricados”.

“Con relación a los supuestos audios que se me atribuyen, desmiento todas y cada una de ellas, al mismo tiempo (debo) aclarar que siempre tuve una excelente relación con el señor intendente Miguel Prieto. Luchando siempre juntos a favor de la transparencia y apoyando las buenas gestiones del mismo, sin ningún tipo de condicionamiento. La única verdad la tiene el señor intendente Miguel Prieto con relación a mi actitud como concejal”, expresó Portillo.

Prosiguió: “María Portillo ¿alguna vez le pidió una licitación u otros beneficios personales? El intendente puede responder a esto, y este audio fabricado para perjudicarme no tiene ningún valor. Me pongo absolutamente en manos de quien quiera saber la verdad. No tengo nada que ocultar. ¡El que nada debe nada teme! Seguiremos trabajando con la misma fuerza, demostrando nuestra capacidad de gestión”, concluye.

En conferencia de prensa el intendente Prieto reconoció que recibió pedido de concejales para no destituir a ciertos funcionarios y que si quiere mantener su mayoría ceda. Dijo que negarlo sería “hipócrita”, pero aseguró que hoy hay mucho menos funcionarios que cuando asumió el cargo y que todos trabajan.

Dejá tu comentario