Deportes

Ashleigh Barty es la campeona

 

La australiana Ashleigh Barty, de 23 años, se proclamó ayer sábado campeona del torneo femenino de Roland Garros, su primer Grand Slam, al derrotar a la checa Marketa Vondrousova, que, con 19, se plantó en la final sin ceder un set en la etapa previa.

El triunfo, además, le sitúa en el número 2 del ránking, por detrás de la japonesa Naomi Osaka. Barty ganó por 6-1 y 6-3, en una hora y 10 minutos, tres años después de haber vuelto al circuito tras una interrupción de dos en los que prefirió dedicarse al cricket.

“Estoy muy feliz de ganar mi primer Grand Slam aquí. Marketa ha hecho una gran temporada. Pese a las apariencias yo estaba muy nerviosa antes de empezar”, aseguró la ganadora, que sucede en el palmarés a la rumana Simona Halep.

La tenista de Ipswich se convierte así en la primera australiana que vence en París desde hace 46 años, cuando lo logró la mítica Margareth Court. “Es especial ganar aquí después de ella, que fue una inmensa campeona. Pero también me acuerdo de Samantha Stosur, la última en llegar a la final en París, en 2010, y en ganar un Grand Slam, el Abierto de Estados Unidos de 2011”, subrayó.

Nadal-Thiem, la final. El austriaco Dominic Thiem, que ayer sábado se impuso en semifinales al serbio Novak Djokovic, reconoció que la final de hoy ante el español Rafael Nadal en Roland Garros es “el mayor desafío posible”, pero aseguró que ya le ha vencido sobre tierra batida y que se siente con opciones de poder volver a hacerlo.

Thiem le ganó en un partido interrumpido a Novak Djokovic 6-2, 3-6, 7-5, 5-7 y 7-5 en 4 horas y 13 minutos. Es la primera derrota del serbio en Grand Slam en 27 partidos, lo que le priva de encadenar, por segunda vez en su carrera, los cuatro grandes.

Thiem dijo: “Jugar contra Rafa es el mayor desafío posible. Pero hace seis semanas jugué contra él en Barcelona, trataré de hacer lo mismo sabiendo que aquí es más complicado. Pero intentaré basarme de las sensaciones positivas de aquel partido”, afirmó el austriaco tras derrotar al serbio Novak Djokovic.

“He jugado grandes partidos contra él (Nadal) en tierra batida y le he ganado. Tengo que estar convencido de que puedo ganarle”, aseveró el austriaco.

Dejá tu comentario