País

Arzobispo advierte desde hospital que el coronavirus es traicionero

 

Superando los síntomas del Covid-19 y a pocos días de recibir el alta médica, Mons. Edmundo Valenzuela, arzobispo de Asunción, desde una de las camas del Hospital Universitario relató en una carta publicada cómo se enfrenta a la enfermedad.

Destacó que este tiempo en el hospital fue para él una oportunidad magnífica para aceptar la voluntad de Dios. Someterse al descanso, a la oración, a la contemplación y al contacto virtual. Obedecer a los médicos. Descansar y rezar por los enfermos.

La cabeza de la Iglesia católica paraguaya explicó que en medio del movimiento pastoral que venía realizando quedó con síntomas del contagio, comenzando con la tos y la congestión nasal, según el documento publicado por Aleteia. Valenzuela compartió esto con los del Arzobispado.

‘‘Al día siguiente fuimos en compañía del canciller, el padre Reinaldo Roa, a la casa de una familia que después de tres días me comunicó que tenían positivo al Covid, inmediatamente nos realizamos la prueba. ¡A él le dio negativo, a mí, positivo! El médico de cabecera recomendó internarme en el Hospital Universitario de la UC’’, manifestó en la carta.

Monseñor Valenzuela señaló que se sometió a todas las indicaciones médicas: inspección torácica, aislamiento en un cuarto, batería de medicamentos intravenosos antioxidantes mediante el suero, control frecuente de la sangre y de los signos vitales, etc. ‘‘La tos desapareció a la tercera noche de internación. Nada de fiebre, ni dolor de cabeza ni de garganta. Solo un malestar en la espalda, debido a una pequeña infección pulmonar causada por el virus, que está siendo atacada por la batería de medicamentos’’.

Afirmó que el virus es traicionero y hay quienes fallecieron por no ‘‘hacerse ver enseguida’’ y tuvieron complicaciones. Se considera un privilegiado, al saber que otros no pueden tener las mismas atenciones y agradeció a los profesionales de la salud del hospital.

“Esto pone de relieve la grave estructura de injusticia en el campo de la salud, a pesar de todos los nuevos esfuerzos del Ministerio de Salud del país, para privilegiar la atención médica con nuevos centros hospitalarios y el destino de una buena suma de dólares para el caso”, expresó.



Me he dado cuenta de que este virus es traicionero, si no se lo toma en serio enseguida al tener los primeros síntomas. Mons. Edmundo Valenzuela, arzobispo de Asunción.

Dejá tu comentario