Mundo

Argentinos van a las urnas con la mirada puesta en el bolsillo

 

La grave crisis económica en Argentina dominó toda la campaña electoral que concluyó ayer y sus efectos fueron determinantes para posicionar al candidato peronista Alberto Fernández como favorito en los comicios de mañana frente al presidente Mauricio Macri.

En este adverso contexto económico, con un país en recesión hace un año y medio, una inflación disparada, que acumula 37,7% hasta setiembre, una tasa de desempleo del 10,6%, la cifra más elevada en 13 años, y pobreza en alza (35,4%), Macri reconoció el duro impacto que tuvieron sus medidas de ajuste, pero pide una nueva oportunidad con la promesa de una nueva etapa de crecimiento. Después del sorpresivo resultado de las elecciones primarias de agosto, en las que Fernández, que lleva como candidata a la vicepresidencia a la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), aventajó por 16 puntos a Macri, la grave situación económica que vive el país se ha profundizado y ha aumentado el descontento social con el actual Gobierno. Fernández, al que todas las encuestas sitúan como favorito para ganar en primera vuelta, se centró en esta campaña en responsabilizar a Macri por la crisis económica y da por ganadas las elecciones con su promesa de volver a poner a la Argentina de pie. EFE

Dejá tu comentario