Política

Aprietan para que escondidos den la cara y estiran el juicio

PRESIÓN. Hoy se plantea cambiar el reglamento para que aparezcan los que siguen en virtual. MARCADOS. María López y Carlos Noguera siguen en la oscuridad sin pronunciar postura del sí o no. CÓMPLICE. Liberales acusaron a la fiscala Sandra Quiñónez de no investigar el asesinato de Rodrigo. BAJA. Rejala podría renunciar para que se llame al suplente por no poder asistir en forma presencial. 

A sangre es la guerra que sigue hoy en su capítulo cuarto en la Cámara de Diputados, donde el bloque que busca el juicio político de la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, tiene el control del cuórum, pero Honor Colorado, el de los votos. Se convocó nuevamente a sesión a las 14:00 para seguir estudiando el libelo acusatorio.

Están escondidos la llanista María de las Nieves López y el dionisista Carlos Noguera. No aparecen en la sala ni sientan postura, y se convirtieron en los más buscados de los últimos días. Solo se conectan de forma virtual con las cámaras apagadas. Sin ellos, no se alcanza el mínimo de 53 votos que se necesitan para aprobar el juicio político, que son dos tercios de los presentes. “No vamos a permitir el archivamiento del juicio político. No estamos apurados”, sostuvo el liberal Antonio Buzarquis.

Nueva estrategia. La nueva mayoría formada por opositores y oficialistas no se rinde y ahora emprende otra estrategia. Se presenta un proyecto para cambiar el reglamento, para obligar a la asistencia presencial y eliminar la virtual. Con ello, si no acuden a sesión, se reduce la brecha de votos necesarios. Si acuden y votan en apoyo al cartismo, deberán afrontar las consecuencias políticas. “Les seguimos buscando, no les podemos ubicar, les estamos buscando por tierra, aire, mar, vía satelital. Estamos pensando organizar una rifa y colecta a beneficio de algunos colegas, porque parece que el problema acá es plata”, manifestó Buzarquis.

También salió nervioso de la sesión el llanista Enrique Mineur y ante la consulta de si cambiará nuevamente su voto, solo respondió que todo es parte de un problema político del Partido Colorado y se retiró corriendo.

Renuncia. Hoy también podría renunciar a su banca el diputado de Hagamos Carlos Rejala, quien explicó que si se cambia el reglamento, no podrá acudir por problemas familiares. Es un voto a favor del juicio y se deberá convocar de urgencia a su suplente.

Pedido a Fleitas. Varios diputados, como la liberal Celeste Amarilla, se dirigieron al precandidato llanista Hugo Fleitas, gobernador de Cordillera, para que intente convencer a López y Noguera de respetar al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

El liberal Celso Kennedy pidió que los que aún no se vendieron, se pronuncien, y se refrió a López y Noguera.

El diputado de Fuerza Republicana, Roberto González, manifestó que es urgente que el PLRA pueda convencer a sus diputados, se dirigió a los dos dudosos y les pidió que reflexionen. “Esta, seguro, ya es la última oportunidad porque después ya no tendremos apoyo”, resaltó.

Rodrigo. La sesión comenzó ayer con la exposición de la séptima causal del libelo, que es la impunidad en el asesinato del joven liberal Rodrigo Quintana.

Édgar Acosta expuso los hechos y lamentó que, como indicó, se busque blanquear a los responsables, ya que nunca se investigó el cruce de llamadas, donde están involucrados Horacio Cartes, José Ortiz, Luis Canillas y otros. “A pesar de la gravedad, el Ministerio Público en todo momento actuó como cómplice y encubridor de la verdad, dejando impunes a los autores intelectuales del homicidio de un joven, el atropello a la sede del PLRA y la detención arbitraria de centenares de personas”, relató.

Eusebio Alvarenga fue otro que intervino con un relato en primera persona porque estuvo presente el día del atropello y fue maltratado por los agentes policiales.

El diputado del PPQ Sebastián Villarejo dijo que no se encuentra al autor moral del hecho porque no es prioridad del Ministerio Público y lamentó el atraco al partido y la muerte del joven. “Lo que ocurrió en la sede del PLRA no tiene nombre, quiero saber si un diputado de la ANR fuera maltratado como Eusebio qué hubiera ocurrido, qué hubiera ocurrido con los policías”, aseveró.

Pidió a los dos diputados dudosos que en nombre de lo que pasó en su partido reviertan su postura.

Roberto González indicó que el caso Rodrigo es una causal importante para el retiro de confianza hacia Quiñónez y celebró a los demás diputados diciendo que “están en el lado correcto de la historia”.

El cartista Derlis Maidana defendió a la fiscala diciendo que ese año todavía no había asumido en el cargo. También detalló que existen audiencias pendientes para el autor material, el agente Gustavo Florentín, un caso que no es fácil. “Acaso tenemos autores morales del caso John F. Kennedy, Luis María Argaña o el intendente de Pedro Juan Caballero”, comparó.

La diputada del PPQ Rocío Vallejo sumó los argumentos en contra de la fiscala al señalar que nunca se pidió el cruce de llamadas para saber quién dio la orden. “Quién dio la orden de entrar. Por qué se rehusó la fiscala del caso a pedir el extracto de llamadas, cualquier fiscal sabe que es fundamental para resolver el caso, quién le dio la orden a la fiscala de no pedir el cruce de llamadas, más aún en un suceso histórico. ¿Sabía Florentín que tenía balas de plomo, quién dio la orden, se investigó? Pasaron cinco años y no tenemos respuesta”, manifestó.

Estamos pensando organizar una rifa a beneficio de algunos colegas porque parece que el problema acá es plata. Antonio Buzarquis, diputado del PLRA.

Me dicen que hay un payé muy fuerte por eso no están decididos, háganle contra payé. Es la última oportunidad. Roberto González, diputado de la ANR.

53 votos son necesarios, si están presentes los 80 diputados, para aprobar el juicio político a la fiscala general.

27 votos tienen asegurados los cartistas con Édgar Ortiz, mientras se intenta asegurar los dos votos claves.

Tadeo Rojas se despega del caso Rodrigo

El diputado de Honor Colorado Miguel Tadeo Rojas hizo una defensa personal luego de ser señalado, principalmente por la liberal Celeste Amarilla, como quien sabe todo lo que sucedió en torno al crimen de Rodrigo Quintana, porque ese año fue ministro del Interior. Calificó el hecho como luctuoso y recordó que en su momento se solidarizó con la familia del joven liberal y con el diputado Édgar Acosta, quien recibió un disparo en el rostro. “He hecho mi descargo, he deslindado responsabilidad y he expresado mi solidaridad con el colega Édgar Acosta y con la familia Quintana, y tuve la frente erguida también para pedir disculpas al Partido Liberal”, expresó.

Rojas resaltó que el rol del ministro es limitado y consideró que debe ser revisado. “Un civil que no tiene conocimiento ni capacidad de actuar en operativos”, afirmó.

Cartista minimiza asesinato de Rodrigo y causa repudio

El diputado de Honor Colorado, Nazario Rojas, dijo que el crimen del liberal Rodrigo Quintana pudo haber sido un accidente, lo que causó la indignación de los liberales ayer en la sesión.

Incluso refirió que al joven "le han sucedido cosas" durante el ataque a la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), entre la noche del 31 de marzo y la madrugada del 1 de abril de 2017.

Enseguida se oyeron los gritos de Celeste Amarilla y Jorge Brítez pidiendo que en lugar de “cosas” llame al hecho “asesinato”.

Nazario hasta comparó el suceso con la quema de Colorado Róga, cuando es sabido que el caso liberal fue un atraco de la Policía, mientras que el caso de la ANR fue producto de una manifestación ciudadana.

"Estoy como que puede ser un accidente (lo del PLRA). Si hablamos de quemas y atropellos al partido, un acceso, un cimiento (de la ANR) hasta fue quemado y ahí pudieron haber muerto no solamente uno sino diez. Entonces, sí, un accidente, fue un accidente, realmente", expresó el parlamentario cordillerano.

Celeste reaccionó y le pidió empatía diciendo que le pudo pasar a su hijo. "Le quiero decir a Nazario Rojas que a Rodrigo Quintana no le pasó nada, ‘le pasó algo’, dijo. No fue un accidente, se le mató, y lo comparó con el edificio del Partido Colorado que fue quemado por unos inadaptados en otra manifestación. Rodrigo Quintana tenía para usted, diputado, el mismo valor de las paredes y cimientos del Partido Colorado", refirió.

La diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González lamentó que la bancada cartista se haya burlado de la presentación de esta causal. “Faltando al respeto de la memoria de un joven y el dolor de una familia. Si no piden perdón por la responsabilidad política por el asesinato de Rodrigo Quintana, la historia nunca les va a absolver”, exclamó.

Reclamó también que intenten defender a Sandra Quiñónez. “La Fiscalía no hizo su trabajo como pretenden defender, como les dice su patrón que vengan a decir acá.

Manifestantes denuncian persecuciones desde la Fiscalía

Durante el tercer día de tratamiento en la Cámara de Diputados del pedido de juicio político a la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, nuevamente un grupo ciudadano se manifestó pidiendo la destitución de la misma, oportunidad que aprovecharon para relatar sus experiencias de persecución por parte del Ministerio Público en contextos de protestas.

Recordaron el caso de los cinco jóvenes que están imputados por el Ministerio Público por la quema de la Asociación Nacional Republicana (ANR) Partido Colorado sin una sola prueba de su participación, Vivian Genes, Luis Trinidad y Pedro Areco y la rebeldía de Arnaldo Martínez y Enrique Agüero.

Compararon el caso con el del atropello a la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y asesinato de Rodrigo Quintana, donde apenas un solo policía fue procesado y ya se encuentra libre, el suboficial Gustavo Florentín.

María Esther Roa, presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay y activista ciudadana de las movilizaciones junto a la organización Ciudadanos Autoconvocados Comisión Escrache, también narró su caso, en el cual fue imputada por la Fiscalía por “violación de la cuarentena” debido a las manifestaciones contra el Gobierno durante la pandemia de Covid-19.

Contó que quedó sin abogado en pleno juicio oral pero sobre la hora logró el apoyo de otros abogados y ganó en primera instancia, que la Fiscalía apeló, y volvió a ganar.

Comparó su caso con el de los ex ministros de la Corte Sindulfo Blanco y Víctor Núñez, donde la Fiscalía no apeló el fallo a favor de los procesados, según le dijo el fiscal, “por orden de arriba”.

El dirigente juvenil liberal Stiben Patrón también habló de su caso, donde fue condenado a tres años por las protestas contra la enmienda.

Dejá tu comentario