Política

Anulan sobreseimiento de Rivas y se hará nuevo juicio

 

La Cámara de Apelaciones resolvió anular el sobreseimiento definitivo a favor del diputado colorado Tomás Rivas en la causa por supuesta estafa, más conocida como de los “caseros de oro”. Con esta resolución dictada por los camaristas Delio Vera Navarro, José Agustín Fernández y Cristóbal Sánchez, se debe realizar un nuevo juicio oral al legislador.

La apelación interpuesta por el representante del Ministerio Público se resolvió tras ocho meses de haber sido presentada.

Rivas había hecho un acuerdo conciliatorio con el entonces presidente de la Cámara Baja, Pedro Alliana; pero la Fiscalía aseguró que esto no correspondía.

Antes de iniciarse el juicio, la defensa de Rivas presentó el acuerdo que hizo su defendido con el ex titular de Diputados, pagando lo que consideró que era el perjuicio patrimonial, G. 121 millones. Pidieron al Tribunal la conciliación y los jueces aceptaron, extinguieron la causa y sobreseyeron a Rivas.

Al respecto, el fiscal Luis Piñánez dijo sentirse bastante satisfecho y que aplaude la decisión del Tribunal de Apelación con la resolución que anula el fallo que dejó libre al diputado cartista. Dijo que todavía no tuvo acceso a la notificación, pero que al ordenarse la nulidad del juicio, lo que queda es que se debe hacer de nuevo.

Explicó que si bien es un hecho contra el patrimonio y es conciliable, la conciliación es hasta antes del juicio oral. Recordó que el año pasado salió una ley de la Procuraduría, que facultaba al procurador conciliar en representación del Estado, facultad que fue siempre correspondida al Ministerio Público.

“Acá lo que hizo el procesado es firmar un acuerdo con otro, alguien de su misma institución, y luego enviaron ese acuerdo al procurador como una forma de dar conocimiento. Desde un principio sostuvimos que no existía tal conciliación, porque el que acordó con el procesado no tenía la legitimación activa, es decir, la representación del Estado paraguayo”, mencionó Piñánez.

Antecedentes. El caso conocido como caseros de oro salió a luz gracias a una investigación de Última Hora.

El diputado Rivas tenía a sus caseros Reinaldo Chaparro, Nery Franco y Lucio Romero recibiendo salarios de la Cámara de Diputados, siendo que en realidad trabajaban en las casas del congresista. Por ello, fueron condenados a 2 años de cárcel, con la suspensión a prueba de la ejecución de la pena.

Fueron hallados culpables por cobro indebido de honorarios.

Dejá tu comentario