Sucesos

Anulan absolución de acusado de matar a martillazos a sus padres

En juicio oral, habían absuelto a un hombre que sufre de esquizofrenia paranoide, acusado de matar a martillazos a sus padres y luego enterrarlos en el patio de la casa. Ahora, el juzgamiento deberá repetirse.

El Tribunal de Apelación en lo Penal, Segunda Sala, anuló el fallo dictado en el juicio oral que absolvió a Carlos David Blanco Villagra, quien está acusado de haber matado a sus propios padres a martillazos y enterrarlos en el patio de su casa.

El fallo fue dictado en forma unánime por los camaristas Bibiana Benítez, José Agustín Fernández y Delio Vera Navarro.

La sentencia que quedó sin efecto fue dada el 20 de abril pasado, tras el juicio oral, por las juezas Mesalina Fernández, Gloria Hermosa y Alba María González.

En el caso, fallecieron María Teresa Villagra y José Blanco Rey, cuyos cuerpos fueron hallados enterrados en el patio de su casa en el barrio San Vicente de la capital.

La apelación fue planteada solo por los abogados querellantes Enrique Mancia y Nancy Rolón, en representación del hermano Luis Báez.

ARGUMENTOS. La querella habla de que hubo error de los jueces por la falta de valoración de las pruebas, que se habla de la duda razonable, y le absuelven por la inimputabilidad del acusado por ser enfermo mental.

La fiscala Raquel Brítez dice que no está de acuerdo con el tribunal, pero no apeló ya que no es cierto que se le absolvió por ser inimputable, sino por duda, porque no se probó que mató a los padres.

Los defensores públicos Adriana Planás y Rodrigo Álvarez piden confirmar el fallo porque dicen que se le absolvió porque no se pudo destruir su estado de inocencia. No se demostró que ultimó a sus progenitores.

No habló en el juicio. La camarista Bibiana Benítez sostuvo que el fallo debe anularse porque tienen por cierta la declaración del acusado, que no depuso en el juicio oral. Refiere que el acusado sufre desde la infancia de esquizofrenia paranoide, que es incurable.

Alega que las juezas no tuvieron en cuenta las declaraciones de la Policía, de la empleada, de los albañiles, que hallaron varios indicios que señalaban al acusado como el autor del crimen.

Dice que no se tomaron en cuenta las ropas ensangrentadas, que el crimen fue en el dormitorio, que el acusado pidió pintar la pared, entre otras cosas. Vota por la nulidad y que se repita el juicio oral. Sus colegas se adhirieron al voto de la misma.

Dejá tu comentario